info@eldescorchediario.com
El brindis de José Alberto Zuccardi por la industria vitivinícola.
  • Brindis y balance
  • 27 diciembre, 2019

“El mayor cambio en la matriz productiva de Mendoza es la vitivinicultura junto al turismo y la gastronomía”

Así lo aseguró de manera contundente el presidente de la UVA, José Alberto Zuccardi,  en su brindis ante una concurrencia colmada de periodistas y protagonistas de la industria madre de la provincia. El motivo de la reunión fue celebrar un año de trabajo y brindar por los desafíos del 2020.

El Fondo Vitivinícola y la UVA (Unión Vitivinícola Argentina) cerraron el año con un brindis para la prensa y amigos del vino en La Enoteca, en la ciudad de Mendoza.

Bajo el lema “el vino nos une”, en la oportunidad se brindó y celebró por los desafíos que traerá el 2020 y el cierre de un 2019 de trabajo compartido.

En un clima distendido y ameno, el brindis lo inició el presidente del Fondo Vitivinícola, Bernardo Lanzilotta, tomó la palabra e hizo un balance de todo lo realizado en materia de promoción. Aseguró que se hubieran ganado un “premio al marketing” si no fuera por la difícil y conflictiva coyuntura que atraviesa el país.

Bernardo Lanzilotta, presidente del Fondo Vitivinícola.

El recorrido del balance se inició con la Fiesta de la Cosecha, que recibió premio de los “Best of” al turismo del vino, la Peatonal del Vino, la película Las Voces del Vino y el Concierto Celebración del Vino Bebida Nacional, en el CCK, en Buenos Aires, entre otras acciones.

Por último, instó a seguir trabajando y apostando por la industria que tanto bien le hace a la provincia y al país.

A su turno, tomó la posta José “Pepe” Zuccardi, presidente de la UVA, y fue enfático al expresar que es imposible crecer con una tasa del 70% y bregó para que se encuentren caminos de diálogo y consenso. “Tenemos todo. Vivimos en un país maravilloso y no puede ser que nos veamos unos a otros como enemigos”, expresó de manera contundente.

Alzó su copa y afirmó que el compromiso desde la Unión Vitivinícola no es con los nombres, sino que son las instituciones las herramientas que trabajan a favor de la vitivinicultura. “No hay vitivinicultura sin el arraigo a la región. El vino es lugar y gente. Y estamos íntimamente ligados al destino de la región”, expresó.

“Todo lo que hacemos tiene un impacto muy fuerte y creo, humildemente, que el mayor cambio que se ha producido en la matriz productiva de Mendoza es la vitivinicultura, coayudando al turismo y a la gastronomía. Eso hay que reconocerlo porque se ha hecho con un gran esfuerzo del propio sector y realmente funciona”, continuó Zuccardi.

El presidente de la UVA reconoció que a Mendoza, hoy, el turismo y la gastronomía le significan un gran número de  empleos calificados. Y también sirve para comunicar los vinos en los mercados internacionales.

“Hay que reconocer que la macroeconomía impacta, y mucho en nuestra actividad. Nosotros no imponemos las reglas. Insisto con esta idea; con 70% de interés no hay agroindustria posible”.

“El crecimiento de la vitivinicultura está enfocado en la exportación y muy pocas actividades en el país pueden decir que han crecido en un año como el 2019. De los productos de consumo masivo es el vino el único que creció. Sabemos que fue con sacrificio. El vino sacrifica márgenes, los precios son competitivos y eso nos ha llevado a que el consumidor reconozca la oferta que la vitivinicultura le hace. Esto hay que celebrarlo. El vino está creciendo”.

“Brindo para que encontremos una política que promueva la exportación que podamos crecer en otros mercados. Nunca  la industria tuvo los niveles de calidad que hoy tiene. Hoy contamos con gente altamente calificada en todas las áreas. Nunca estuvimos más preparados para afrontar los mercados internacionales. Tenemos una nueva generación de enólogos, agrónomos, comerciales de alto nivel”, rezó en su brindis ante el público asistente.

“Brindo porque las condiciones cambien y podamos realmente desplegar toda la capacidad que tenemos como sector”.

Por último, cerró su discurso con un brindis doble; porque la vitivinicultura pueda desarrollar todo su potencial. “Sabemos adónde vamos, sabemos cuáles son los puntos importantes que tenemos que desarrollar”, expresó  y por otro lado, brindó para que en la relación entre los argentinos se encuentre un modo de generar consensos.

“Tenemos un país maravilloso, lleno de recursos. No sé por qué nos vemos unos a otros como enemigos. Es realmente una locura. Debemos buscar puntos de acuerdos, tenemos que buscar construir y desarrollar este país que tenemos al que no le falta nada pero es muy importante nuestra actitud, la actitud individual de cada persona. Culpar a los políticos, a los empresarios no nos sirve. Tenemos que encontrar las soluciones, no los culpables. Este es un punto de cambio que debemos desarrollar, primero en lo individual para que luego se exprese en lo colectivo”, manifestó con entusiasmo.

“Brindo por eso, porque el 2020 nos llene de un espíritu solidario entre los argentinos para construir el país y que en la vitivinicultura podamos poner sobre el terreno dentro y fuera del territorio todo el potencial que hemos desarrollado los últimos años”, cerró con un ¡salud para todos!