info@eldescorchediario.com
  • Enoturismo
  • 20 diciembre, 2019

Exitoso cierre de Yoga por los Caminos del Vino

De la mano del profesor brasileño Paulo Junqueira, el circuito finalizó su ciclo primavera 2019 con un concurrido encuentro entre viñedos y espumantes, realizado en Bodegas Chandon.

El circuito itinerante Yoga por los Caminos del Vino finalizó su ciclo primavera 2019 con una masterclass de Superioga brindada por el profesor brasileño Paulo Junqueira.

Un centenar de personas disfrutaron de la experiencia que lleva 32 clases dictadas en diversas bodegas y parajes naturales de Mendoza, a más de un año de su creación.

Fuerza física y mental para ser felices.

Asanas dinámicas, meditación y relajación, seguidas de un brindis con un snack saludable, fueron parte de esta original propuesta enoturística que une el universo del yoga y el vino.

Yoga por los Caminos del Vino, este año brindó clases en bodegas de Maipú, Luján de Cuyo, Tunuyán y Tupungato. Los establecimientos involucrados fueron: Alpasión Lodge; Bressia; Casa Vigil; Casa Conalbi Grinberg; Santa Julia, La Jacintana; Andeluna; A16 y Chandon.

Público que practica la disciplina normalmente, profesores de yoga, deportistas, winelovers y personas que se acercaron a vivir la experiencia por primera vez, constituyen el grupo de personas que asiste cada sábado a “elevar el espíritu”.

La última clase del año

Invitado por la organización y con el apoyo de bodegas Chandon, Chacras Park y Park Hyatt Mendoza, Paulo Junqueira destacó que Superioga es un método creado por él, que busca el fortalecimiento físico y mental de las personas, alfo fundamental para sobrevivir en este mundo.

Paulo Junqueira llegó de Brasil para el cierre de la temporada 2019.

Con asanas fáciles, pero intensamente aplicadas, los participantes siguieron entusiasmados sus instrucciones durante la clase en los jardines de la bodega, y con renovada energía, finalizaron el encuentro con un merecido y festejado brindis.

Un circuito que crece

Para 2020, Yoga por los Caminos del Vino ampliará las vivencias a otras regiones vitivinícolas y extenderá la oferta de propuestas a retiros de yoga.

Cierre de ciclo en Chandon, en Agrelo, Luján de Cuyo.

La actividad está avalada por Bodegas de Argentina, el programa Wine in Moderation, Fondo Vitivinícola, Gobierno de Mendoza y Alianza Mendocina de Yoga. Parte de lo recaudado con esta actividad se dona a FundaFem, entidad que trabaja en la concientización para la prevención del cáncer gineco mamario.