info@eldescorchediario.com
La industria vitivinícola se enfoca en alcanzar un mejor desempeño energético.
  • Herramientas de gestión. Parte II
  • 9 enero, 2020

ISO 50001: optimización energética en la producción de vino

Con el propósito de alcanzar la eficiencia energética, las organizaciones cuentan con herramientas útiles que ayudan a conseguir el objetivo planteado en pos del desarrollo sostenible en materia energética. La norma internacional ISO 50001 es una de ellas. Su aplicación en diferentes ámbitos ha permitido ahorro de consumo energético y una minimización en las emisiones de gases de efecto invernadero GEI.

Se trata de una normativa estandarizada de ámbito internacional cuyo propósito es establecer los sistemas y procesos necesarios para mejorar continuamente el desempeño energético.

La implementación de esta norma está destinada a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y de otros impactos ambientales relacionados, así como de los costos de la energía a través de su gestión sistemática.

Esta norma internacional especifica los requisitos de un sistema de gestión de la energía (SGEn) a partir del cual la organización puede desarrollar e implementar una política energética y establecer objetivos, metas y planes de acción que tengan en cuenta los requisitos legales.

El SGEn está basado en el marco de trabajo de mejora continua Planificar – Hacer – Verificar – Actuar (PHVA), e incorpora la gestión de la energía a las prácticas habituales de la organización.

Objeto y campo de aplicación

Esta norma internacional aplica a cualquier organización, independientemente de su tipo, tamaño, complejidad, ubicación geográfica, cultura organizacional, o de los productos y servicios que proporciona.

Aplica a las actividades que afectan al desempeño energético que la empresa gestiona y controla; en forma independiente de la cantidad, el uso y los tipos de energía consumidos. Además, puede usarse de manera autónoma o integrada con otros sistemas de gestión.

Ventajas de la aplicación

La aplicación de esta normativa sienta las bases para que la organización rediseñe su estrategia de planificación, seguimiento y control de la actividad desarrollada.

Una planificación adecuada para cumplir los requerimientos de la norma producirá al mismo tiempo una mejora de la operatividad, favoreciendo un mayor rendimiento del balance productivo de cada organización.

Trivento, en Mendoza, una de las pioneras en aplicar paneles solares.

La planificación energética debe tener en cuenta cuatro elementos principales:

-Revisión energética: Determinar fuentes de energía (consumo actual e histórico). Determinar áreas de uso significativo de la energía. Identificar y registrar oportunidades para mejora del desempeño energético.

Línea de base energética.

Indicadores de desempeño energético.

Objetivos, metas y planes de acción.

Es importante mencionar que la auditoría energética es una herramienta necesaria para definir el punto de partida del sistema de gestión de la energía. Esto se debe a que contribuye a la correcta definición de la línea de base energética.

Otro de los puntos destacables referido a las ventajas de la aplicación de ISO 50001 es que atiende a la reducción de la emisión de gases de efecto invernadero, algo que repercute en la sostenibilidad de la actividad productiva.

Una consecuencia de la correcta aplicación de la normativa es la optimización de los recursos existentes, con un mayor aprovechamiento de los equipos técnicos y humanos.

El hecho de contar con la certificación ISO 50001, además de ser un sello de calidad y de ocasionar las ventajas anteriormente mencionadas, supone una mejora de la imagen que la empresa ostenta en el mercado, hasta el punto de poder gozar de un mejor posicionamiento respecto a los competidores que no están avalados por esta certificación.

ISO 50001, una ventaja a la hora de competir.

 

(*) Ingeniero Electromecánico. Especialista en Ingeniería en Calidad. Licenciado en Higiene y Seguridad para el Trabajo. Consultor y asesor. Especial para EL DESCORCHE DIARIO.