info@eldescorchediario.com
  • Argentina
  • 27 noviembre, 2019

La Ley de Vinos y un largo camino por recorrer

Organizado por la Universidad Maza, se llevó a cabo el segundo encuentro de Conversatorio sobre la Ley de Vinos donde se continuó el diálogo sobre la pertinencia o no de actualizar la Ley 14.878, que data del 1959.

Con la participación de referentes del sector y una convocatoria destinada a todos los actores de la industria, se realizó un atractivo encuentro para dialogar sobre la Ley General de Vinos en la República Argentina, que rige la producción, industria y comercio vitivinícola en todo el territorio nacional.

Los presentes fundamentaron aquellos puntos que deberían revisarse en una futura actualización de la normativa, coincidiendo en que debe revisarse para adecuarla a la industria, a las necesidades de los diferentes actores del proceso y a la evolución del mercado, manteniendo vigencia en los controles para evitar el fraude y garantizar la calidad de los productos.

El evento estuvo dividido en dos segmentos. En el primer panel sobresalieron los siguientes puntos:

-Necesidad de contar con un texto ordenado.

-Adecuar el mismo a tratados internacionales.

-Vinificación diferida.

-Exceptuar a bodegas menores de algunos controles y requisitos.

-Dar mayor autonomía a bodegas y enólogos.

-Igualdad de status con otras bebidas.

-Fortalecer la definición del vino como alimento.

-Agilizar normas de procedimiento.

-Considerar aspectos ambientales, paisaje vitivinícola y patrimonio cultural.

Amalia Salafia, decana de la Facultad de Enologia y Agroindustrias de la Universidad Maza.

En esta parte del encuentro hubo algunas manifestaciones de oposición a la gran cantidad de resoluciones emitidas por el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV), particularmente en estos últimos años. Respecto a ello se propuso la redacción de un digesto por parte de una comisión asesora y la comparación de la normativa argentina con la de otros países.

En el segundo módulo se concluyó que es momento de:

-Contar con una mejor definición de la genuinidad y originalidad del vino argentino.

-Fijar legalmente el grado alcohólico mínimo de vinos genéricos, por año y región.

-Definir con mayor claridad el régimen de borras vínicas, la categoría Vino Reserva y Gran Reserva, índices de salubridad del vino, defectos sensoriales, elaboración de espumantes y normas de etiquetado.

Refuncionalizar el INV, rever sus alcances y desburocratizarlo.

Restringir el uso del ácido tartárico sintético, tanto en las bebidas como en cualquier otro alimento.

Destacados profesionales de la industria coincidieron en continuar con el análisis de la ley.

Finalmente se destaca que uno de los expositores se manifestó en contra de la modificación de la ley ya que considera que no beneficiaría al sector productor y que no existen garantías en el Congreso de que no se afectarán los intereses de Mendoza.

Debido a lo provechosas que han resultado estas instancias y la necesidad de seguir discutiendo estos temas, ya se proyecta un nuevo conversatorio para el próximo año.

Estuvieron presentes entre otros protagonistas, Amalia Salafia, decana de la Facultad de Enologia y Agroindustrias; el ex embajador Carlos Enrique Abihaggle, presidente del Foro Diplomático en Mendoza (FDM) y Gerardo Belinsky, cónsul de Israel (MC), también integrante del Foro Diplomático en Mendoza.