info@eldescorchediario.com
El comunicado de BA señala que la reacción exportadora fue acelerada por los vinos a granel.
  • Exportaciones
  • 28 septiembre, 2020

Bodegas de Argentina: el precio del vino cae un 11,4 % en dólares

A pesar de los actuales aumentos en los despachos de vinos al mercado interno que siguen creciendo, el Centro de Estudios Económicos de la cámara empresaria presentó el segundo informe de Actividad de la Industria con una caída de facturación en los últimos cinco años.

Bodegas de Argentina, la cámara de la industria del vino de la República Argentina, realizó un informe de actividad del segundo trimestre 2020 correspondiente al sector vitivinícola.

Este documento ha sido elaborado por el Centro de Estudios Económicos de la entidad, de manera de completar la información oficial y aquella que elaboran algunas consultoras de mercado.

Así, la entidad pretende mejorar el análisis que se realiza sobre la evolución de la industria desde la perspectiva de sus actores y cooperar de ese modo en sus decisiones y para quienes tienen a cargo políticas públicas relacionadas con el sector.

El informe destaca información relevante sobre la industria argentina de vinos y más puntualmente sobre lo que fue sucediendo desde los últimos cinco años al presente: la profunda caída de facturación, el agresivo contexto macroeconómico en el que se ha desempeñado el sector con un nivel de inflación promedio anual del 37,5%, el deterioro de los salarios reales, la caída del consumo per cápita, y el deterioro de los precios que no ha logrado vencer la inercia de varios años de estancamiento, son algunos de los temas.

Exportaciones: el comunicado alude a los altos impuestos de los vinos argentinos respecto a sus competidores del Nuevo Mundo.

Asimismo, se remarcan otras consecuencias que se han ido agravando por el tipo de cambio y las devaluaciones que se sucedieron en forma traumática. Por un lado, esto permitió volver a impulsar la actividad exportadora, claramente la reacción de la industria fue acelerada en vinos a granel por tratarse de un commodity cuyo precio resulta muy atractivo en los mercados mundiales, pero como contrapartida puede remunerar a precios muy bajos la materia prima.

Con respecto a los vinos fraccionados, no se quedan atrás de esta negativa; aumentaron su volumen de exportación con un recupero en los últimos doce meses cerrados en junio en un 2,4 %, aunque las bodegas han reducido su precio un 11,4 % en dólares y así la facturación es un 8 % inferior.

También se analizó la escasez de crédito y los niveles impositivos que son sensiblemente más elevados que los que tienen nuestros competidores internacionales. Comparados con el grupo de países del llamado el Nuevo Mundo vitivinícola, la tasa general de impuestos en relación a las ganancias empresarias es más del doble en nuestro país.

“La vitivinicultura argentina ha sido capaz de sortear esta situación muy agresiva provocada por el contexto macroeconómico por tratarse de un sector de valor agregado, pero lo ha hecho a expensas de una peligrosa desinversión que le quita capacidad competitiva”, concluye el comunicado.