info@eldescorchediario.com
Gonzalo Carrasco, enólogo principal de la bodega.
  • Reconocimientos
  • 17 mayo, 2019

Terrazas: la crítica internacional destaca el presente y futuro de sus vinos

La bodega recibió muy buenos puntajes por parte de James Suckling y Tim Atkim, y ganó el premio de “Productor Argentino del Año” de la IWSC. Atkim distinguió a su Petit Manseng como el vino dulce del año.

Los 99 puntos que James Suckling le otorgó a Terrazas de los Andes PARCEL N° 1E El Espinillo Malbec 2017 (Gualtallary – Valle de Uco) es una muestra más del camino hacia la excelencia propuesto por la bodega. Tim Atkin, en su reciente informe sobre Argentina, menciona en el podio del 2019 a su Petit Manseng 2017, como “vino dulce del año”.

Durante 2018, la bodega ya había sido reconocida como “Productor Argentino del Año” en el International Wine and Spirit Competition (IWSC) y ganó el Malbec Trophy por el Terrazas de los Andes Parcel N° 2 W Los Castaños Malbec 2013 (Valle de Uco – Mendoza).

El comienzo del 2019 empezó con buenas noticias para la bodega inaugurada en 1999 en el corazón de Perdriel, en Luján de Cuyo (Mendoza), ya que 15 de sus vinos recibieron más de 91 puntos por el prestigioso crítico estadounidense James Suckling.

Lo mismo sucedió con el informe de Tim Atkin que otorgó a 14 de sus vinos más de 90 puntos, destacando en el podio del 2019 al Petit Manseng 2017.

Los dos exponentes más destacados por la prensa internacional.

Terrazas de los Andes viene trabajando en la ampliación de su portfolio. En 2018 sumó un Cabernet Franc en su línea Reserva y está trabajando dos novedades para ampliar la familia Parcel que ya empiezan a ser realidad. Además, está trabajando en nuevos vinos en otras líneas que saldrán a la luz próximamente.

Este trabajo en la búsqueda de una nueva elegancia en Terrazas de los Andes tiene que ver con la llegada de Philippe Moureau a fines de 2015. Su expertise en Burdeos ha influido en esta nueva era de la bodega en donde los vinos se destacan por su frescura, la fiel expresión del terroir y la elegancia. Su lema es “un gran vino es una suma infinita de pequeños detalles”.

“Estamos muy contentos por los puntajes que recibimos a raíz de las últimas visitas de los críticos más prestigiosos a nuestra bodega. Esto nos marca que estamos por el buen camino. El estilo elegido para los nuevos vinos transmiten una interpretación del terroir de manera equilibrada, fresca y agradable al paladar. Creemos que nuestros consumidores recibirán muy bien los nuevos vinos que llegarán a los mercados en los próximos dos años”, comentó Gonzalo Carrasco, enólogo de Terrazas de los Andes.