info@eldescorchediario.com
La caravana pasó entre viñedos y recorrió los majestuosos paisajes mendocinos.
  • Experiencias
  • 18 marzo, 2020

The Moto Trip: una travesía inolvidable para los apasionados de las motos y la gastronomía

678 kilómetros de ruta, cuatro bodegas, tres escuderías principales y un mismo desafío: la Ruta 40. Eso incluyó la primera edición de The MotoTrip, que se realizó en Mendoza y que tiene al reconocido chef Lucas Bustos entre sus organziadores.

La primera edición de The Moto Trip fue todo un éxito. El desafío Ruta 40 arrancó en Luján de Cuyo y culminó en Malargüe, incluyendo una travesía inolvidable especialmente diseñada para los apasionados de las motos, los paisajes y la gastronomía. Una experiencia que llegó a Mendoza para quedarse y que promete nuevas aventuras en dos ruedas.

La primera edición inclyó un recorrido de 678 kilómetros de ruta, cuatro bodegas y tres escuderías principales (KTM, BMW y Triumph), todo con un mismo desafío: la Ruta 40. Como era de esperar, una experiencia que incluía en la organización al chef Lucas Bustos, la experiencia culminó con un banquete y brindis para celebrar esta pasión y el éxito de la travesía.

El fin de semana del 15 y 16 de febrero, más de 15 pilotos emprendieron viaje por la nueva Ruta 40 y fusionaron su amor por las motos sport, las rutas del vino, los increíbles paisajes mendocinos, deliciosa gastronomía y una confortable estadía en Las Leñas.

Las Leñas albergó a los motociclistas durante la primera edición del Moto Trip.

El punto de partida del viaje fue la bodega Nieto Senetiner, en Luján de Cuyo. Tras la acreditación y el desayuno bajo la arboleda del lugar, los organizadores de The MotoTrip –Lucas Bustos, Raúl García y Nicolás Mastrascusa– dieron el inicio al evento con un discurso de bienvenida y con las reglas viales a respetar.

Organziadores: Lucas Bustos, Raúl García y Nico Mastrascusa.

Los conductores encendieron motores y emprendieron viaje hacia el Valle de Uco. Al mediodía, la parada obligada fue La Ramada, en The Vines, en Tunuyán. El equipo del chef Lucas Bustos prendió los fuegos para servir un almuerzo de tapas delicioso: Bondiola de cerdo, quesos, huevos y vegetales. Y de postre, Rogel de dulce de leche.

La travesía continuó por la nueva Ruta 40 y en el Sosneado, en Malargüe, los motociclistas disfrutaron de un refrigerio que contó de una picada con variedades de fiambres y quesos más frutos secos y pan casero.

Brindis por una misma pasión: motos, gastronomía y aire libre.

Tras la recarga de energías, la caravana siguió su marcha hacia valle de Las Leñas, también en Malargüe; allí la caída del sol y el verde natural del valle en verano esperaron a los pilotos que estaban cumpliendo con la primera etapa del desafío. En la pirca del hotel Piscis hubo una fiesta de fuegos, copas y música.

Diferentes cortes de carne vacuna y cerdo, vegetales y panificados elaborados en el momento fueron los platos calientes de la celebración. En ese momento se produjo el descorche de vinos de cada una de las bodegas participantes y todos los pilotos de The MotoTrip alzaron sus copas para brindar. La velada continuó en el bar del hotel con unos minutos de relajación y disfrute de bebidas espirituosas.

Desde Las Leñas. Integrantes del primer The Moto Trip.

El descanso era fundamental y en Piscis fue todo comodidad, bienestar y excelente atención. Tras el desayuno, los participantes del desafío Ruta 40 comenzaron la última parte de la travesía con mucho entusiasmo. Ansiosos por seguir sumando kilómetros en sus naves -KTM, BMW y Triumph-, aseguraron sus cascos y partieron rumbo al punto de llegada de la travesía: la bodega Ruca Malen.

La caravana que recorrió la Ruta 40 en Mendoza.

La ruta hizo notar las altas temperaturas pero el disfrute de los paisajes y la química entre los pilotos no dejó que eso opacara lo maravilloso del evento. Con bebida refrescante y espumoso, se esperó a los hombres que coronaron el desafío de la Ruta 40. Empanadas de carne, bocaditos de trucha ahumada y mix de verdes maridaron a la perfección.

Ruca Malen y brindis a la llegada.

Desde la organización ya aseguraron que el próximo viaje ya tiene fecha. Se sumarán nuevas etapas a la travesía seleccionados especialmente para que la experiencia de viajar en dos ruedas sea emocionante y transmita el deseo de animarse a más.

Esta edición de The Moto Trip contó con el apoyo de Bodega Nieto Senetiner, Casarena y Ruca Malen; al valle Las Leñas y Hotel Piscis; Espíritu Zorro, Kunuk 5973 Craft Gin; Whisky Lovers Mendoza; Sidra 1888 y cerveza Sol.

También se sumaron el concesionario Meschini, quien brindó una camioneta de apoyo, Centuria, seguridad integral, empresa que custodió la travesía y siguió el recorrido con sus modernos drones; Andes Moto Trail Rental; Genco BMW Motorrad e Inmendoza.com con su apoyo comunicacional del desafío.

Más imágenes de la primera edición de The Moto Trip: