info@eldescorchediario.com
Terrazas de los Andes se lució con su impecable puesta y organización.
  • Mendoza
  • 22 febrero, 2021

“Volver a enamorarse”, la propuesta de Luján de Cuyo para sentir la vendimia

El Descorche Diario vivió la experiencia de la vendimia 2021 del departamento mendocino. El escenario de la pandemia obligó a agudizar el ingenio para ofrecer una alternativa a tan importante y tradicional celebración. “Vendimia en las Bodegas” se llamó la propuesta y consistió en presentaciones simultáneas en 12 bodegas, los días sábado 20 y domingo 21 de febrero.

Bajo un estricto protocolo por el Covid -19, las bodegas lujaninas abrieron sus puertas para celebrar una particular vendimia. El público local y los turistas pudieron disfrutar de los imponentes marcos naturales y arquitectónicos que ofrecieron y de la calidad de su gastronomía.

“Fue un gran esfuerzo y corrimos con los tiempos para lograr que la noche fuera perfecta. Desde Terrazas de los Andes pusimos todo a disposición para abrir las puertas de nuestra bodega. Nos ha parecido una excelente iniciativa que sirvió de promoción para mucha gente conozca la bodega y nuestros vinos”, aseguró Lorena Cepparo, gerente de Hospitalidad y Comunicación de Chandon y Terrazas de los Andes. “Nos alegra enormemente ser parte de esta celebración y tradición”, agregó.

Chardonnay, Rosé y Malbec, los vinos de Terrazas que acompañaron la fiesta.

Las bodegas participantes fueron Terrazas de los Andes, Chandon, Foster Lorca, Familia Blanco, Rosell Boher, Bressia, Susana Balbo, Kaiken, Ojo de Agua, Belasco de Baquedano, Fincas Patagónicas –Zolo Wines y A16.

En cada establecimiento se montó un escenario y se transmitió un espectáculo narrando una simpática historia e intercalando con cuadros de danzas y shows en vivo.

La vendimia en Luján de Cuyo y la magia del encuentro en pandemia.

La fiesta vendimial, “Volver a enamorarse”, estuvo a cargo de la Subsecretaría de Cultura y Turismo del departamento, que desplegó todo su equipo artístico y técnico para ejecutar la totalidad de las fiestas de forma paralela.

Las intervenciones artísticas fueron responsabilidad del Ballet Municipal y la música, creada para la ocasión, fue resultado del talento de Juan Pablo Moltisanti.

El Ballet Municipal de Luján de Cuyo.

Seguramente, esta apuesta requirió de un gran esfuerzo de producción y coordinación entre las bodegas y el municipio. El resultado final es positivo y es la muestra de la riqueza que el trabajo en conjunto y la creatividad pueden generar en pos de objetivos comunes.

Volver a enamorarse

Es el nombre de la fiesta vendimial y de la historia ideada por Nilda Fontana y Niní Céspedes, y producida por Film Andes. Cuenta que una amargada crítica de vinos, oriunda de Buenos Aires, desencantada y ya sin inspiración para escribir sus artículos llega a Luján de Cuyo.

El público disfrutó del espectáculo, copa de vino en mano.

Tras varias entrevistas y recorridos por los imponentes paisajes mendocinos ella vuelve a enamorarse y a redescubrir la magia del vino.

Vendimia en las bodegas: una idea que perfectamente podría quedarse y ser parte del calendario vendimial para complementarse con las fiestas populares.

La historia de Nilda, su protagonista, sirvió de hilo conductor para llevar al espectador por un recorrido por los viñedos, las montañas, los ríos y las bodegas como así también para escuchar las voces de algunos protagonistas de la industria tales como bodegueros (Susana Ortiz); diseñadores de etiquetas, (“Gato” Ficcardi); cosechadores y hasta personajes de la cultura popular lujanina como el humorista “Cacho” Garay.

El malambo, un clásico de las fiestas vendimiales.

“Vendimia en las bodegas” resultó ser una excelente alternativa  frente a una pandemia que impide los encuentros multitudinarios. Por iniciativa del intendente Sebastián Bragagnolo y su equipo, este municipio fue el único que realizó la vendimia presencial y de este modo, permitió al público encontrarse y acercarse a las bodegas, sus vinos y su gastronomía.

Sin dudas, para ediciones futuras habrá detalles que mejorar, sin embargo es una idea que perfectamente podría quedarse y ser parte del calendario vendimial para complementarse con las fiestas populares.

Vinos, gastronomía y música, una combinación imbatible en la noche de Terrazas.

En Terrazas de los Andes, bodega desde donde experimentamos esta original propuesta, la puesta en marcha y organización fueron impecables junto a sus excelentes vinos y una exquisita gastronomía a cargo de la chef Noelia Squizziatto.

Un dato a destacar y en el marco de las novedades de esta particular vendimia, Noelia es ahora la embajadora de la institución ya que no habrá elección de reina departamental.

Noelia Squizziatto, embajadora de Terrazas de los Andes, ante la mirada del locutor Pablo Pérez Delgado.

La idea es que cada establecimiento participante elija a su embajador o embajadora. La intención es conmemorar a los empleados que conforman toda la estructura de las bodegas, desde los cosechadores hasta los dueños, que, a lo largo de años de esfuerzo y dedicación, mejor representaron el espíritu vendimial.

En definitiva, pudimos vivir la vendimia en la tierra del Malbec, con una propuesta creativa, inteligente y que nos conectó por un momento con el espíritu vendimial.

El reconocido humorista Cacho Garay fue parte de la historia.

Música, luces, danzas, un entorno majestuoso en Terrazas de los Andes, sus vinos, la hospitalidad y excelencia que la caracterizan hicieron que la noche tuviera algo de magia, de esa que se siente cuando uno “se enamora” de su tierra y de su gente.

La fiesta concluyó con el show del Trío Bruno- Dalla Torre – Puebla, quienes deleitaron con su música que fusionó tango y jazz.

El trío Bruno – Dalla Torre – Puebla.

Mirá más imágenes de la Vendimia de Luján de Cuyo, desde Terrazas de los Andes:

Desde Terrazas de los Andes, Gustavo Flores Bazán y Andrea Ábalos (El Descorche Diario).

Te puede interesar:

Martín Hinojosa: “La venta de vino es lo que define si podemos festejar o no una cosecha”