info@eldescorchediario.com
Elaborado con cuatro variedades, todas de Luján de Cuyo.
  • Nuna Tétrada
  • 31 julio, 2020

Chakana presenta su vino para celebrar a la Pachamama

Reconocida por su agricultura biodinámica, la bodega ubicada en Agrelo, rinde tributo a la madre tierra durante todo agosto y lanza la cosecha 2019 de Nuna Tétrada. Además, junto a Caja Madre lanza una promoción con una selección de productos orgánicos que incluye una botella de este blend.

Bodega Chakana rinde su tributo a la Pachamama y presenta la cosecha 2019 de Chakana Nuna Tétrada, un blend orgánico-biodinámico de edición limitada elaborado con uvas 43 % Tannat, 34 % Cabernet Franc, 21 % Malbec y 2 % Syrah provenientes de la Finca Nuna, en Agrelo, Luján de Cuyo.

“Chakana es bodega pionera en el estudio exhaustivo de los suelos de Agrelo y Nuna Tétrada es su resultado. Se trata de un blend de edición limitada elaborado siempre con cuatro variedades de una selección de los mejores suelos que atraviesan la finca”, explica el enólogo Gabriel Bloise.

“Cada uno de los varietales se vinifica por separado y el blend final se cría en un tonel destinado para Nuna Tétrada. Es un vino que, a diferencia de los vinos redondos y frutales provenientes de esta finca, tiene profundidad y textura, lo que lo hace especial y precise de crianza”, agrega el enólogo de Chakana.

Finca Nuna, en Agrelo, Luján de Cuyo, a 960 msnm.

Chakana cuenta con certificación de Demeter, la organización responsable del control y promoción de los productos de la agricultura biodinámica; tanto para la bodega, los viñedos y los vinos provenientes de la Finca Nuna (“alma” o “espíritu” en quechua) en Agrelo, donde se ubica la bodega.

La biodinámica parte de los conceptos fundamentales de la agricultura orgánica y amplía sus alcances convirtiéndose en una agricultura regenerativa, que promueve la biodiversidad y un modelo de bienestar que incluye a las plantas, las personas que producen los alimentos y las personas que los consumen. Transformándose en prácticas que se conectan con la Pachamama desde su concepción, en un vínculo de reciprocidad.

Los métodos agrícolas orgánicos y biodinámicos certificados, garantizan esta filosofía al consumidor.

Como parte de la celebración, durante el mes de agosto, Chakana ofrece junto a Caja Madre una selección de productos orgánicos de nuestra Madre Tierra. La caja “Pachamama” incluye una botella de Chakana Nuna Tétrada 2019; un Mix picada snack (100 gr); Aceite de Oliva Premium Blend – libre de gluten (250 ml); Pan Esenio; Alcauciles grillados (300 gr); Tomates secos (200 gr); Zapallos en almíbar; Cristales de Sal marina natural (70 gr).

Chakana Nuna Tétrada 2019 es un vino elaborado con fermentación espontanea con levaduras indígenas en piletas de hormigón, anejado en cubas de roble francés usadas por 8 meses.

Precio sugerido: $ 580 en vinotecas. La caja Pachamama tiene un precio de $2.300 y se encuentra disponible en la tienda online www.chakanawines.com.ar o bien en www.cajamadre.com.ar

Día de la Pachamama

El 1 de agosto se celebra Día de la Pachamama -“Madre Tierra” en quechua- en todo el Noroeste del país. Es una tradición ancestral, la Pachamama es una deidad protectora y proveedora, generadora de vida y símbolo de fecundidad y fertilidad.

Los orígenes de este culto se remontan a la época preincaica y las celebraciones y homenajes se extienden durante todo el mes de agosto porque es el tiempo previo a roturar la tierra, para luego poder sembrarla.

“Pacha” en aimara y quechua significa también mundo, universo.

Parte de la celebración consiste en un ritual en el que se entierra una olla de barro con comida y otras ofrendas, una manera simbólica en la cual el hombre devuelve a la Pachamama lo que ha tomado de ella, con el fin de restablecer la reciprocidad entre el ser humano y la naturaleza.

Así, además de devolver algo de lo que nos ha dado y agradecerle por ello, a la Madre Tierra se le pide por nuestros deseos más profundos acerca de la vida, lo que queremos lograr y lo que queremos para nuestros seres queridos. Porque esta deidad va más allá del planeta Tierra: “Pacha” en aimara y quechua significa también mundo, universo.