info@eldescorchediario.com
Alexia y Marcelo eligieron la Patagonia para vivir.
  • Historias Descorchadas
  • 26 noviembre, 2020

“El Vinotecario”, el proyecto del pediatra y la psicóloga enamorados del vino

Esta es la historia de una pareja que hoy reparte su tiempo entre sus profesiones y un sueño, fruto de la pasión por el vino. Desde Bariloche para todo el país venden, asesoran y comparten experiencias: “El Vinotecario” es el espacio (virtual) dedicado a etiquetas de autor y de prestigiosas bodegas. “Nuestra idea es ser alquimistas de momentos”, dicen convencidos de la magia que habita en cada botella.

Alexia Sidorenko (43) es psicóloga y Marcelo Boer (49), médico; son oriundos de Buenos Aires pero desde hace 13 años viven en Bariloche. Comparten sus vidas, como marido y mujer, y la pasión por el vino. Un largo recorrido en busca de experiencias enófilas los llevó a viajar por el mundo y a conocer a diversas figuras de la gastronomía y la sommellerie. Este ímpetu, los motivó a emprender y hoy, brindan por un sueño que se concretó: El Vinotecario.

“Esto nos convocó de manera impensada pero muy oportuna. Y decidimos hacerlo, como dice mi papá, “poco pero bueno y bien hecho”, explica Alexia que también es especialista en Recursos Humanos.

“Comenzamos a traer de manera directa pequeñas partidas, vinos de autor que acompañan un portfolio con etiquetas de prestigiosas bodegas. Buscamos una identidad, un nombre, una marca, una imagen, packaging, desarrollo de redes y así llegamos a El Vinotecario, que ofrece una selección de sabores que nos encanta compartir”, cuenta Marcelo.

“No queremos ser un despachante más de botellas”.

Alexia tiene experiencia en empresas, organización de eventos, recursos humanos y cultura organizacional, por su paso a cargo de la selección de personal en el hotel Llao Llao (Bariloche) y Marcelo es cirujano y urólogo pediatra, del lado de la medicina humanista.

“Siempre tuvimos interés por el vino; como consumidores, curiosos, gustosos por aprender. Empezamos a probar, a preguntar, a descubrir, ampliamos horizontes. También, conocimos gente linda de la gastronomía y la hotelería que nos ayudó mucho en esto. Nos animamos a probar y buscar un estilo de preferencia personal”, declara Alexia.

La pareja recorrió Francia y aprovecharon el turismo enológico al igual que en Mendoza, donde tienen familia y un colega en el mundo del vino que les abrió las puertas a este universo.

De viaje por el mundo y siempre una copa de vino.

“Hemos festejado cumpleaños con una degustación con sommelier, aniversarios en restaurantes con selección especial de vino, hemos viajado y probado mucho”, recuerdan.

“Pensé en hacer algo además de la vocación médica, incluso para dedicar mejor calidad de tiempo a mis pacientes”, dice el médico enamorado del vino.

“Nos animamos a todo lo nuevo”.

Y fue justamente el padre de un paciente, dueño de una bodega, quien le dio la idea de hacer esto. “Nunca me olvido lo que Felipe me dijo, que yo transmitía confianza y que así podía llegar a mucha gente con el vino”, cuenta Marcelo.


Marcelo Boer dio una charla TEDx y propone “rehumanizar la medicina”.

“Siempre pensamos en la posibilidad de encarar un emprendimiento ligado al mundo del vino, la vida nos cruzó en el momento indicado con una persona vinculada fuertemente al negocio. Buscamos darle forma a la posibilidad y se dio. Al principio remando, luego con un par de oportunidades de crecimiento y toma de decisiones”, continúa.

El emprendimiento crece y este matrimonio constantemente busca e incorpora otros productos relacionados, como accesorios para vino y ciertas bebidas destiladas. Sin embargo, no dejan de reconocer y agradecer el apoyo y ayuda de la familia y los amigos.

“Nuestra vida siempre estuvo vinculada al vino”.

Con base en Bariloche y en Buenos Aires, ofrecen asesoramiento y venta con llegada a todo el país. “Nuestros canales  de comunicación y venta son Whatsapp, Instagram, mail, charlas telefónicas (para aquellos que les gusta, especialmente, entablar una conversación más detallada) y también, en breve, ya estará habilitada de web.  Además de proponer y vender buenos vinos, nos interesa compartir novedades, curiosidades y acciones interesantes en relación al mundo del vino”, manifiestan.

“En nuestros viajes tomamos dimensión de lo grande que es el mundo del vino”.

“La confianza es la base de nuestra relación con el público, que muchas veces deposita directamente la elección y selección de etiquetas en nuestro criterio. Para eso tenemos en cuenta quién es esa persona, con que propósito adquiere esa botella, dónde, con quién  y cuándo la beberá, sus gustos gastronómicos en general, su avidez por lo nuevo o su preferencia por lo clásico.

“La gente nos agradece la posibilidad de acercarse al vino. Nuestro público confía en nuestra elección y consejos. Ya directamente, nos piden que les armemos las cajas”, explican.

“Estamos muy contentos por dónde estamos hoy, y entusiasmados por dónde vamos a estar mañana, copa en mano, siempre”, concluyen. Desde Bailoche para a todo el país, Alexia y Marcelo continúan y alimentan sus sueños a través de El Vinotecario, pero seguramente también, el de muchos hacedores que a través de sus vinos podrán cambiar, por qué no, la vida o al menos un momento, de muchas personas.

Para contactarse con EL VINOTECARIO

WhatsApp:+54 9 294 453 7654

Instagram: @el.vinotecario

Mail: ventas@elvinotecario.com.ar

Web (próximamente)  www.elvinotecario.com.ar

También te puede interesar:

“A la Par”: en cada botella, un pedacito del mundo