info@eldescorchediario.com
El Castillo de Cardiff en la capital de Gales.
  • Crónicas viajeras
  • 11 mayo, 2020

Cardiff: la pintoresca capital de Gales

Cardiff es la ciudad más importante del País de Gales. Se ubica en una bahía sobre el Canal de Bristol en el sur del Reino Unido. Una ciudad muy accesible donde se pueden ver los sitios de interés a pie o en bicicleta. Dejé subtes, tranvías y buses de lado y la caminé toda.

Me sorprendió lo intrincado del idioma galés. Completamente diferente al inglés y con palabras larguísimas. Una estación de tren que debe figurar en el Libro Guinness se llama: Llanfairpwllgwyngyllgogerychwyrdnrobwlllantysiliogogogoch. No es broma.

Había tenido mi primer contacto con la cultura galesa en un viaje a la Patagonia donde visité la ciudad de Gaiman que nucleó a la mayoría de los inmigrantes de ese origen que poblaron Argentina. En una casa de té probé la deliciosa torta galesa que, irónicamente, no encontré después en el mismísimo Gales.

La atracción principal es el Castillo de Cardiff en el norte de la ciudad. Es llamativa la torre del reloj donde cada 60 minutos asoman coloridas figuras anunciando la hora desde un Cucú gigante. Durante los bombardeos alemanes de la Segunda Guerra Mundial la gente se refugiaba en unos pasillos subterráneos que hay en el sector oeste del amplio patio del castillo y que también se incluyen en el precio de la entrada.

Patio interno del enorme castillo.

Detrás del castillo, junto al Bute Park, está el City Hall o Municipalidad dominando el Centro Cívico y la prestigiosa Cardiff University. Justo enfrente se emplaza el Museo Nacional con secciones para disfrutar sobre arte, historia natural y arqueología. Los dos actores galeses más famosos han sido Sir Richard Burton y Sir Anthony Hopkins. La ciudad no se olvida de ellos y ha nombrado un teatro en honor del primero y un centro de estudios con el nombre del ganador del Oscar por “El silencio de los inocentes”.

El City Hall junto al Bute Park y la prestigiosa Universidad de Gales.

Sus habitantes son muy tranquilos y viven sin el estrés de las grandes capitales. Al igual que en el resto de Gran Bretaña, los pubs marcan el ritmo de la vida social de los galeses. Los hay por doquier y son el punto de reunión obligatoria después del trabajo y los fines de semana. Las pintas de cerveza, rubia, negra o roja, fluyen como ríos. Me asomé al fabuloso Millenium Stadium construido especialmente para el Mundial de Rugby de 1999.

Este es el deporte nacional, muy por encima del futbol. Hay infinidad de tiendas que venden productos para la práctica de este juego. La Welsh Rugby Union Store (Unión de Rugby de Gales) está ubicada en la entrada del estadio y ofrece la indumentaria oficial.

El imponente Millenium Stadium es el más grande del país.

En un museo se exhiben camisetas firmadas, trofeos y medallas ganadas por los aguerridos rugbiers locales, verdaderos ídolos nacionales. Vencer a los ingleses, inventores de este juego, es para ellos un placer supremo ya que no tienen mucha simpatía por sus poderosos vecinos de la isla.

Paul Mc Cartney realizaba una gira mundial y en tres días tocaba en este estadio. Ya estaban colocando el escenario y los equipos de sonido. La arquitectura del domo es soberbia. Hay cuatro estructuras metálicas que, situadas junto al río Taff, semejan las velas de un bote surcando las aguas. La zona de la bahía ha sido renovada como complejo de ocio al estilo de Puerto Madero y en verano es muy agradable sentarse a tomar un café mirando el mar.

El río Taft atraviesa la ciudad y bordea el Millenium Stadium cuyo diseño semeja la vela de un bote navegando.

Se puede hacer un recorrido en barco por la bahía y el Taft que dura una hora y se aprecian los lugares de interés desde el nivel del agua. En los mástiles flameaba la bandera galesa que es mitad blanca y mitad verde con un dragón rojo en el centro. Es de origen romano ya que antaño esas tierras eran dominios del César. Me gustó tanto el dragón lanzando fuego que lo tengo tatuado en la cara interna de mi antebrazo derecho.

La bandera galesa lleva en el centro un llamativo dragón expulsando fuego.

En la zona residencial más alejada del centro se halla la Catedral Anglicana de Llandaff. Se llega en bicicleta a unos 20 minutos del centro. Es de estilo gótico y data del siglo XIII. Todo tipo de historias se han tejido sobre este antiguo edificio.

El rugby es el deporte nacional de Gales.

La más pintoresca dice que es muy habitual la presencia de fantasmas en distintos rincones a tal punto que se ha creado el “Ghost Walk” nocturno para mayores de 13 años que es una visita guiada por los lugares habituales de las apariciones.

En la tienda oficial del Millenium Stadium se pueden adquirir todo tipo de productos.

Esta ciudad cobró renombre para los argentinos a partir del accidente aéreo que sufrió en el Canal de la Mancha el jugador oriundo de Santa Fe, Emiliano Sala, quien estaba a punto de incorporarse al principal club de la ciudad, el Cardiff City, en cuyo estadio juega de local la Selección Galesa.

En el Millenium se puede visitar un museo con camisetas históricas del rugby.


INFO PARA VIAJEROS


Visita al Castillo de Cardiff: 15 dólares.

Museo Nacional: gratuito.

Tour por el Millenium Stadium. 9 dólares.

Un café en la zona de ocio de la bahía: 3 dólares.

Paseo en barco de una hora: 6 dólares.

Catedral de Llandaff: gratuita.

Ghost Walk: 15 dólares (llevar linterna).

Tour para 6 personas por el Cardiff City Stadium: 40 dólares.

En el Millenium: testimonios históricos del rugby mundial.

 

*Por Federico Chaine. Periodista especializado en viajes y turismo. Especial para El Descorche Diario. Contacto: fedechaine@hotmail.com