info@eldescorchediario.com
Desde Rutini Wines, en el Valle de Uco: Mariano Di Paola, leyenda del vino argentino. / Ph: Pablo Pérez Delgado.
  • Entrevista
  • 25 agosto, 2021

Mariano Di Paola: “El día que no venga a la bodega con la alegría de crear cosas nuevas, me quedo en mi casa”

Lo afirma de manera contundente uno de los enólogos más reconocidos del vino argentino, que pasa por un momento inmejorable, tras alcanzar el máximo reconocimiento internacional con un Cabernet Franc durante tres cosechas consecutivas. En diálogo con El Descorche Diario, Di Paola asegura que la cosecha 2021 dará que hablar por muchos años y que la bodega ha tenido un crecimiento del 30 % durante la pandemia.

Mariano Di Paola es el máximo responsable de los vinos de Rutini Wines, pero más que eso, es uno de los profesionales más respetados y queridos por toda la industria del vino argentino.

Como buen futbolero, es sabida su pasión por River Plate y por supuesto por Palmira Fútbol Club, el club de su pueblo natal en el Este mendocino, Di Paola siempre destaca y pone en valor el trabajo del equipo.

En este sentido, un dato no menor para resaltar, es que buena parte de su equipo lo acompaña desde hace más de 20 años. Tal es el caso del ingeniero agrónomo Gonzalo Videla, responsable de viñedos y de la enóloga Paula Witkowski, responsable de los vinos de Bodega La Rural. Por el mismo camino va el joven enólogo Gonzalo Fernández que lo acompaña en la bodega de Gualtallary ya desde hace una década, por citar solo algunos de los profesionales más cercanos.

Un staff que Mariano destaca y junto a él llevan el nombre de Rutini a lo más alto del vino argentino y a las élites del prestigio internacional. Tal es así, que uno de sus vinos, el Cabernet Franc Single Vineyard de Gualtallary, en el Valle de Uco, lleva tres años consecutivos en el top de Decanter, la reconocida publicación británica que destaca los mejores vinos del planeta.

Mariano Di Paola, leyenda del vino argentino.

La cosecha 2016 de este vino consiguió 96 puntos, mientras que las 2017 y 2018 llegaron a 97 puntos y fueron distinguidas con la calificación de “Platinum”, la máxima que otorga la publicación. Todo un logro no solo para Rutini, sino para la industria argentina, ya que pone en lo más alto una variedad en alza en el país y que no es el exitoso Malbec que cuenta por demás con cientos de reconocimientos.

Más aún cuando estos elogios provienen de concursos como los de Decanter, donde los jueces degustan todos los vinos a ciegas. Por este motivo, El Descorche Diario participó de una degustación de estos vinos y dialogamos en exclusivo con Mariano Di Paola.

-¿Cómo se logra tener un éxito sostenido a nivel internacional, con un Cabernet Franc, una variedad que no es la más representativa de Argentina?

-Estamos felices porque esta es la tercera cosecha del Cabernet Franc que saca una distinción muy importante. Si hubiéramos obtenido una sola vez la distinción podríamos pensar que fue una casualidad. Pero hoy nosotros tenemos tres cosechas seguidas con el máximo puntaje para Decanter y eso nos permite mostrar al mundo que Argentina no es solo Malbec, sino que hay otras cosas que vienen junto a nuestra cepa bandera y nos da la posibilidad de mostrarla y que lo reconozcan. Por ese lado estoy muy feliz, pero también con el compromiso que la cosecha 2019  tiene que estar entre los mejores.

Mariano en diálogo con El Descorche Diario: “Durante la pandemia crecimos el 30 % en ventas”.

-Si bien hoy tengo que hablar yo de lo que estamos haciendo, esto es un resultado muy importante fruto de un equipo de gente que estamos trabajando con mucha alegría y dedicación, pensando siempre que todo se puede mejorar y que hay que seguir con la idea que la mejor cosecha es la próxima. Yo estimo mucho al equipo y el compromiso que tienen con la bodega.

 -¿Después de tu exitosa trayectoria como enólogo, sentís que estos reconocimientos te redoblan la apuesta cosecha tras cosecha?

-Totalmente. El día que no esté motivado o que no venga a la bodega con la alegría de crear cosas nuevas me quedo en mi casa, creo que hay compromiso constante con la mejora del día a día.

-A esto se le suma algo muy particular y personal que es trabajar junto a tu hijo “Nani” que está teniendo un gran presente y destacándose en el área de espumantes de la bodega. ¿Cómo vivís esta experiencia?

-Es una satisfacción impresionante y más aún el orgullo de tener un hijo que se destaque. Por ahí no es todo tan fácil, porque muchas veces uno tiene que pensar que es “el hijo de”, pero yo le digo a Nani “vos tenés que trabajar por lo que sos” y algún día me van a decir a mí “vos sos el papá de”.

Mariano junto a Gustavo Flores Bazán y su hijo “Nani”.

-Ese va a ser el día que yo sienta toda la satisfacción y el sentimiento de haber cumplido con todo. Tanto él, como todos los chicos y chicas del equipo, yo espero que se esmeren y me superen a mí y a ellos mismos. Espero que algún día triunfen de una manera descollante. Ese día voy a estar feliz de decir hice bien mi trabajo.

-Creo que hay que rescatar y armar equipos de trabajo con objetivos claros, pero por sobretodo que trabajen sin celos ni envidias, con alegría, pensando que el bien común es el bien de cada uno.

-Has tenido un éxito impresionante con el Cabernet Franc, además de otros vinos por supuesto, pero ¿qué lugar ocupa hoy en la bodega una cepa favorita tuya como es el Merlot?

-Nosotros hemos notado un crecimiento del Merlot en todos los segmentos de vinos de la bodega. Estamos creciendo en cantidad y también en cuanto a  reconocimientos. Hoy el Cabernet Franc fue la bomba pero venimos obteniendo my buenos puntajes con el Merlot en distintas publicaciones y revistas internacionales. Y estoy feliz por ello, aunque nos falta muchísimo para encontrar lo mejor del Merlot, pero hay un futuro muy interesante.

Gualtallary, Valle de Uco, el terroir que consagró el Cabernet Franc de Rutini.

-El Merlot está volviendo y por algo es una de las variedades más plantadas en el mundo. Tiene tantas cosas lindas para mostrarnos y se expresa de una manera muy importante.

-Sos un gran hacedor de vinos blancos, entre ellos el Chardonnay, que en Rutini tiene su sello distintivo. ¿Cómo ves el segmento hoy en la Argentina?

– Es una categoría que va creciendo y nos pone muy contentos mostrar lo que estamos haciendo. Este año lanzamos por primera vez un Riesling y estamos haciendo vinos blancos en diferentes segmentos y de distintas maneras, con y sin madera. Y la verdad que todo esto que uno hace no lo podríamos seguir haciendo si no tuviéramos la respuesta del público y la realidad es que hoy se consume. Esto nos permite volar, investigar y descubrir cosas nuevas, tanto en cuanto a los varietales, como en lo que tiene que ver con las zonas, el clima, los suelos y la verdad que es algo que no tiene techo.

-Rutini es una bodega muy bien posicionada y de mucho éxito en el mercado interno. ¿Cómo les fue durante la pandemia que el consumidor se acercó mucho al vino? ¿Cómo viviste esta experiencia?

-Nosotros tenemos un crecimiento tremendo. En el balance total del año 2020 tuvimos un 30 % por encima de nuestras ventas. Y en lo que va del 2021  también. La pandemia hizo que no pudiéramos parar durante la cuarentena. La ola del consumo nos llevó a seguir trabajando, por supuesto con los protocolos correspondientes, pero no pudimos parar.

Di Paola: “La cosecha 2021 fue extraordinaria”.

-Creo que la gente volvió a tomar vino en el almuerzo y disfrutarlo más en la casa. Y bueno, si nos eligieron a nosotros, en buena hora. Este año seguimos muy arriba y pienso que si esta costumbre nos llevó de los 19 litros per cápita a los 24, es algo que llegó para quedarse y es un éxito para el vino argentino.

¿Para finalizar, qué conclusión hacés de la cosecha 2021?

-Fue extraordinaria. Tuvimos una cosecha fresca, que si bien hubo algo de lluvia al principio, se terminaron pronto y las uvas maduraron completamente. Tuvimos un año increíble. Estoy feliz por el resultado, tanto en los vinos blancos, como en los vinos base de espumantes y los tintos. Todos estuvieron muy bien. Estamos muy contentos con una cosecha que estoy seguro que vamos a hablar por muchos años de ella.

* Fotos: Gentileza Pablo Pérez Delgado y Rutini Wines.

 

Te puede interesar:

Gustavo Rearte: “El concepto europeo de nuestros vinos en Mendoza, nos sienta muy bien”