info@eldescorchediario.com
Malbec, Rosé y Cabernet Sauvignon, tres alternativas para disfrutar el nuevo envase de Cordero Piel de Lobo.
  • Lanzamientos
  • 13 enero, 2022

Tres nuevos vinos en lata que llegan de la mano de Mosquita Muerta Wines

Con la premisa siempre puesta en la innovación, la bodega de la familia Millán suma nuevas etiquetas a su portfolio de latas, como su reconocido Cordero con Piel de Lobo que llega en formato de 473 ml y en tres varietales distintos. Ideal para disfrutar en cualquier momento y lugar.

El consumo de vino en lata no para de crecer en la Argentina y Mosquita Muerta Wines junto a Ball Corporation son protagonistas centrales de esta tendencia, luego de haber lanzado los primeros espumantes en este formato en Argentina y un vino tinto de perfil fresco y frutado. Ahora la bodega propone su línea Cordero con Piel de Lobo en lata de 473 ml.

Año tras año la lata sigue creciendo, según el último informe del INV (Instituto Nacional de Vitivinicultura) durante el periodo del 2020 a 2021 la lata tuvo un aumento de un 77 % en la categoría de envases, siendo el de mayor crecimiento y que se refleja en el volumen de latas en el mercado.

El consumo de bebidas en este envase es cada vez más frecuente en espacios donde antes era inusual encontrar vinos, como playas, balnearios y parques. En la medida en que los consumidores se familiaricen cada vez más con el envase se harán cada vez más presentes en restaurantes, bares y distintos tipos de reuniones.

Malbec del Tanque, el primer vino en lata de Mosquita Muerta Wines.

Para los próximos años se espera un crecimiento continuo en el país y la región, brindando al mercado latas con diferentes volúmenes, etiquetas cada vez más creativas e innovadoras. Para los productores vitivinícolas se abre un abanico de posibilidades junto a la lata, permitiéndoles explorar en las tendencias mundiales que giran en torno a las graduaciones alcohólicas, sabores más dulces, variación de las burbujas y mezclas de uvas. Se puede apresurar y decir que en 2027 se espera un crecimiento global del mercado de vinos enlatados, alcanzando los 155.100 millones de dólares.

“El objetivo del vino en lata es captar a consumidores diferentes que prefieren momentos más descontracturados y que no requieren de formalidades a la hora de tomarlo. Nuestra estrategia es llegar con el mismo vino que se produce en la botella. Hay que tener en cuenta que la lata conserva perfectamente los aromas, sabores y la misma calidad que el vidrio», comenta Marisel Millán, responsable comercial de Familia Millán.

Uno de los espumante que presentó familia Millán a fines del 2021.

«Cada consumidor puede tener opciones individuales para cada momento de consumo, en mi caso prefiero comenzar con espumantes y luego pasar al vino para los platos principales. La lata se enfría rápido y su envase se puede llevar a todos lados, se puede pensar desde un bar hasta la playa donde está prohibido el vidrio”, agrega.

“Después del lanzamiento del vino en lata en formatos de 269 ml y 310 ml, la medida más elegida por los argentinos es la de 437 ml, que ahora también se traslada al vino, siendo ideal para compartir en una comida sin gastar de más y aportando un consumo moderado. En ese sentido, Ball está comprometida con esta categoría de bebidas, contando siempre con disponibilidad de diferentes formatos de latas, un laboratorio de prueba especializado y todo el conocimiento sobre este consumidor que busca practicidad y conveniencia”, destaca por su parte Hugo Magalhães, director de Marketing y Nuevos Negocios de Ball Corporation (empresa líder en envases de aluminio sostenibles para bebidas).

Los nuevos lanzamientos

Respecto de los tres nuevos vinos en formato en lata, Gustavo Sánchez, enólogo jefe de Familia Millán, destaca que son «ejemplares se distinguen por su carácter varietal, predominan las notas frutadas y especiadas, acompañadas de toques de vainilla y chocolate que provienen de su paso por barrica. La vinificación es muy cuidada y se busca la mejor expresión de cada variedad. Una vez elaborado el vino, se añeja en barricas con previo uso para resaltar lo frutal y que la madera no opaque, en cierta medida, a la fruta.

Cordero con Piel de Lobo, una etiqueta exitosa que ahora se presenta en lata.

«El formato de lata nos parece algo muy interesante, muy práctico,  fácil de enfriar y es muy versátil para transportar y para disfrutar en cualquier lugar”, agrega el experimentado enólogo.

Cordero con Piel de Lobo – Malbec Rosé  (lata de 473 ml)

Es un vino 100 % Malbec con uvas provenientes de Los Árboles, Valle de Uco a 1.090 msnm, de color tenue y brillante con reflejos cobrizos. Sus aromas son vibrantes, con notas de flores blancas y especias. En boca es vivaz y refrescante, de paladar franco y amable. De gran volumen, de texturas filosas. De buen cuerpo, con final persistente, graso y con toques de confitura.

Cordero con Piel de Lobo – Malbec (lata de 473 ml)

Es un vino 100 % Malbec con uvas provenientes de tres regiones de Mendoza: Perdriel, Luján de Cuyo (930 msnm) – Agrelo, Luján de Cuyo y Barrancas, Maipú (800 msnm). De color violeta intenso. En nariz es un vino que presenta un aroma a frutos maduros como ciruela, en boca se puede apreciar la acidez justa y refrescante con un final agradable y que permanece.

Cordero con Piel de Lobo – Cabernet Sauvignon  (lata de 473 ml)

Es un vino 100 % Cabernet Sauvignon con uvas provenientes de la primera zona de Mendoza a 800 msnm. Posee un color rojo rubí intenso con tonalidades rojas. En nariz es un vino que presenta un aroma intenso y frutado, en boca es un vino de estructura media, con sabores que  recuerdan a frutos frescos y complejos debido a una maduración en barricas de roble por un tiempo de seis meses.

“Cordero con Piel de Lobo, no todo es lo que parece, la percepción es nuestra mejor opción y a veces algún cordero se sale del rebaño para ser el actor principal. Cuidado, la ironía es su mejor virtud. En esta línea tenemos tres variedades Malbec, Cabernet Sauvignon y Malbec Rosé, las dos primeras provienen de fincas ubicadas en Luján de Cuyo y Maipú, entre los 800 y 950 metros sobre el nivel del mar. Cuando hablamos del Malbec Rosé buscaremos un poco más de altura, para resaltar la frescura y es en Valle de Uco a 1090 metros de altitud», finaliza Gustavo Sánchez.

Precio sugerido en vinotecas de cada lata: $ 380.-

 

Te puede interesar:

Ruta de las Burbujas: nueva edición de la cata que reúne al mundo del espumante argentino