info@eldescorchediario.com
Un espumante fresco, frutado y con final dulce.
  • Lanzamientos
  • 5 octubre, 2020

Viña Las Perdices presenta su renovado Sweety, ahora de Moscatel

Llega la primavera y la bodega ubicada en Alto Agrelo, Luján de Cuyo, lanza un nuevo y fresco espumante dulce natural. A partir de ahora, Sweety renueva no solo su botella y etiqueta, sino que se elabora con uvas 100 % de Moscatel.

A partir de la cosecha 2020, Las Perdices Espumante Sweety Dulce Natural es elaborado con una única fermentación, directamente del jugo de uvas 100 % Moscatel. Un vino dulce, floral y frutal, en equilibrio con una muy buena acidez.

“Estamos muy satisfechos con el espumante que hemos logrado, es muy distinto al anterior, aunque en la misma dirección. La diferencia más importante está en el estilo de vinificación. El nuevo Sweety está elaborado con base a una única fermentación, sin producir un vino base”, explica Fernando Losilla, enólogo de la bodega y especialista en elaboración de espumantes de alta gama.

Para su elaboración, “se parte directamente del mosto (el jugo de uva) al que se siembra con levaduras seleccionadas en un tanque de presión para elaborar un espumante bajo el método Charmat. Cuando se alcanza la presión necesaria y el azúcar final buscado (60 gramos por litro de azúcar natural de la uva), se paraliza la fermentación enfriando rápidamente a una temperatura bajo 0. De esta manera se logra un espumante de fino y elegante perlage más natural”, describe Losilla.

Además, este tipo de vinificación destaca la fuerza aromática y el sabor particular, único e intenso de la uva Moscatel con la que está elaborado el nuevo Sweety. “En el producto anterior cortábamos a la Torrontés con otras variedades para que no sea demasiado invasiva.

Viñas Las Perdices, pioneros en Alto Agrelo, Luján de Cuyo.

“La Moscatel tiene un espectro diferente en cuanto a las características aromáticas: muchas flores blancas y notas cítricas, que para este estilo de espumante -fresco, frutado y con final dulce- quedan muy bien”, agrega.

La uva proviene de viñedos viejos de la zona de Medrano. La Moscatel es una variedad que ya no se planta, pero hay buena cantidad en la zona de Medrano, Rivadavia y Maipú. Es una uva que tiene buen rendimiento y madura a inicios y mediados de marzo.

“Una de las razones del cambio enológico es que Viña Las Perdices tiene varios productos con base de Torrontés, sobre todo vinos tranquilos, ya que es una uva que nos gusta mucho, y la idea fue darle un perfil distinto al Sweety y presentarlo con la nueva imagen, que lo hace un producto mucho más atractivo”, concluye Fernando Losilla.

“La nueva presentación se alinea con los espumantes presentados en 2019. Incorpora una botella tipo “Mumm”, transparente, que permite apreciar y destacar el color amarillo verdoso del vino con sus pequeñas y abundantes burbujas. Es una botella más elegante, al igual que la nueva etiqueta que acompaña, junto a la cápsula, en un ténue celeste”, explica el Juan Carlos Muñoz, propietario y winemaker de Viña Las Perdices. “Es una presentación atractiva que se dirige a todo consumidor que desee disfrutar de burbujas dulces y delicadas”, finaliza.

Notas de cata

Esun espumante de color amarillo verdoso brillante, con abundantes y delicadas burbujas. A la nariz es muy fino, presenta frutas tropicales y cítricas, con aromas a flores blancas como azahar y madreselva.

En boca presenta una dulzura natural, proveniente del azúcar residual de uva, en equilibrio con muy una buena acidez. Abundante notas florales y frutales, de buen volumen y final delicado.

De esta maneta, la bodega de la familia Muñoz López reinventa su línea de espumantes con un total de ocho etiquetas: Partridge Extra Brut, Sweety Dulce Natural, Las Perdices Brut Rosé. Bajo el Método Champenoise (fermentación en botella de 9 a 12 meses sobre lías): Las Perdices Espumante Champenoise Extra Brut y con más de 18 meses sobre lías, Las Perdices Extra Brut; Las Perdices Brut Nature; Las Perdices Rosé Extra Brut.

El portfolio se completa con Nuit 730 Brut Nature, un espumante de partida numerada y añada que cuenta con una fermentación por más de 24 meses sobre lías.

Juan Carlos Muñoz y Fernando Losilla, son los responsables del estilo enológico de Viña Las Perdices, elaboran vinos finos de alta calidad con el objetivo de presentar productos de innovación. La bodega ha mantenido, desde su nacimiento, un constante desarrollo de variedades originales y poco difundidas.

Precio sugerido: $ 540.

Más info consultar en: www.lasperdices.com