info@eldescorchediario.com
El paredón tiene 2.300 metros de longitud.
  • Crónicas viajeras
  • 27 junio, 2020

China: “Tres Gargantas”, la presa más grande del mundo

Ubicada a orillas de la ciudad de Yichang, en la provincia de Hubei, en el centro de China, esta maravilla de la ingeniería es la planta hidroeléctrica más grande del planeta, situada en el curso del río Yangtsé. Una visita inolvidable, marcada por algunas costumbres poco amigables como la naturalización de la violencia doméstica.

Yichang es una ciudad de cuatro millones de habitantes ubicada en el centro-oeste de China sobre la ribera del río Yangtzé. Este afluente es el más largo de Asia y tercero del mundo detrás del Nilo y el Amazonas. A 35 kilómetros de allí se construyó la central hidroeléctrica “Tres Gargantas” que es la mayor del planeta.

Aprovecharon el gran caudal de agua para realizar una construcción asombrosa. Su paredón tiene 2.300 metros de largo y 180 de alto. Para darse una idea, el muro del dique El Nihuil, el más grande de Mendoza, tiene 495 metros de longitud.

La represa genera la energía equivalente a 18 centrales nucleares. Se puede tomar un micro desde el centro para acercarse a observar esta proeza de la ingeniería humana finalizada oficialmente en 2010.

Primera visión de la presa desde el micro. Es tan larga que no cabe en toda la foto.

Era temprano por la mañana y estaba envuelta en una mezcla de niebla y smog que no se dispersó hasta el mediodía. Es un gigantesco muro gris, al igual que todas las presas, aunque de dimensiones colosales.

Hay guardias armados y no se puede caminar sobre el paredón. Me colé por una puerta para intentar acercarme pero un agente me hizo señas de que no podía pasar. Se accede a un mirador panorámico desde donde se domina todo.

Tomando algo fresco en el mirador.

Era el único extranjero entre los visitantes y cuando me hice auto-fotos con el trípode los turistas chinos me miraban extrañados y divertidos. Advertí una pareja que se hacía fotos. Curiosamente, tanto el varón como la mujer, estaban vestidos iguales. Al avanzar el viaje lo fui viendo en otras ciudades. Parece que es una costumbre local para los enamorados vestirse así. Hay puestos de vendedores ambulantes y se puede comer y tomar algo mientras se aprecia la construcción.

Algunas parejas chinas tienen la costumbre de vestirse de idéntica forma.

Impacto ambiental vs. sustentabilidad

Esta faraónica obra tiene sus detractores ya que la ralentización del caudal del río genera una menor oxigenación del agua y parte de la fauna ictícola ha desaparecido.

El bloqueo del río inundó una superficie similar a Singapur y hubo que reubicar a un millón y medio de personas que vivían del lado anegado. El gobierno gastó 30 mil millones de dólares en su construcción.

La faraónica obra finalizó en 2010 pero varias turbinas ya funcionaban desde antes.

De regreso fui a pasear por la costanera de Yichang donde bajé al nivel del agua y me animé a remojarme en el Yangtzé. No está tan contaminado como el otro gran río de Asia, el Ganges en la India, pero tampoco discurre muy limpio ya que varias fábricas vierten desechos a lo largo de los 6.380 kilómetros de su curso.

 

Algunos intrépidos cruzan a nado hasta la otra orilla esquivando los enormes barcos cargueros. Su puerto es de gran importancia estratégica y comercial ya que el 70 % del tráfico fluvial de China se mueve por sus aguas.

Un remojón en el no muy cristalino Yangtsé. Es el río más largo de Asia.

Se pueden realizar cruceros por el Yangtzé que parten desde aquí y visitan las tres gargantas de Qutang, Wu y Xiling que son, precisamente, las que dan nombre a la presa.

Puente ferroviario sobre el Yangtsé. Es una vía fluvial imprescindible para el comercio y el transporte.

Me llamó la atención los postes de alumbrado público ya que cada uno posee un mini panel solar que genera la energía para su funcionamiento. China es líder mundial en este tipo de energía sustentable y en las grandes ciudades se suelen ver las celdas solares en la terraza de los edificios.

Faros de iluminación pública auto alimentados por paneles de energía solar. China es líder mundial en esta tecnología.

Lo negativo: la violencia doméstica

En el Airbus 380-800 (el avión de pasajeros más grande del mundo) que me llevó desde Frankfurt a Beijing había leído un artículo de la revista a bordo sobre el alto índice de violencia doméstica que hay en China y en el estacionamiento de la estación de trenes fui testigo directo de un caso.

Fui testigo directo de un caso de violencia de género en el estacionamiento de la estación de tren de Yichang.

Un hombre comenzó a discutir con su pareja y los gritos fueron en aumento hasta que literalmente la estampó contra su coche. Cuando ella quiso levantarse la arrastró por el pavimento. Le grité que la soltara ya que la gente miraba sin hacer nada y vino un hombre a decirme que no me metiera.

Le avise a un guardia pero me hacía señas de que no entendía. Filmé lo que creía era el final de la pelea pero volvió a arremeter contra la mujer y le encajó otra piña. Recién ahí intervino la gente y apareció un policía. La mujer quedó llorando y el agresor desapareció entre la gente. Le ofrecí mi video a la policía como testimonio pero creo que no me entendieron o no les interesaba mucho salir en busca del tipo.

El hombre golpeó a la mujer y luego se fugó a pie dejando el coche abandonado.


INFO PARA VIAJEROS


-Hotel en Yichang: 25 dólares.

-Bus de Yichang a la presa: 1,5 dólares.

-Visita al complejo Tres Gargantas: gratuita.

-Coca-Cola en el mirador de la presa: 1,5 dólares.

-Crucero de cinco días de Yichang a Chongqing: 560 dólares.


*Por Federico Chaine. Periodista especializado en viajes y turismo. Especial para El Descorche Diario. Contacto: fedechaine@hotmail.com