info@eldescorchediario.com
Las bodegas renuevan sus propuestas y convocan al público local.
  • Argentina - Informe
  • 27 mayo, 2020

¿Cómo se preparan las bodegas para reabrir al turismo?

La pandemia ha obligado a repensar estrategias para el sector del enoturismo, gravemente afectado por las consecuencias de la cuarentena y la parálisis del turismo internacional. A partir de ahora y bajo estrictos protocolos de sanidad, las bodegas deberán idear alternativas para el público local, por el momento, la única opción para destinar una oferta que era casi exclusiva para el turista internacional, salvo algunas excepciones.

Luego de más de dos meses de confinamiento, donde las bodegas de todo el país debieron cerrar sus puertas al turismo, las empresas comienzan a planificar alternativas para comenzar a recibir visitantes, a partir de un nuevo paradigma de negocio.

Es sabido que el turismo internacional, que hasta ahora copaba en su mayor porcentaje las bodegas y servicios enfocados al enoturismo, no podrá retornar por un largo tiempo, al menos así lo prevé el cierre de los vuelos internacionales hasta octubre y de ahí en adelante en forma gradual.

Ante la necesidad urgente de reactivar el sector, las empresas ya están rediseñando alternativas para abrir sus puertas al público de cercanía. Si bien aún no hay fecha, la apertura gradual de comercios y del sector gastronómico, al menos en Mendoza, hace pensar que no tardará mucho en reactivarse el enoturismo.

Ante esta situación, El Descorche Diario realizó una exhaustiva investigación y reunió las voces de diversos referentes del enoturismo, a quienes les hicimos cinco preguntas referidas a esta nueva etapa post pandemia. Entre varios consultados, estas son las opiniones destacadas que nos adelantan sus planes:

1. ¿Cómo se preparan para reabrir al turismo?

2. ¿Creés que hay una oportunidad para un nuevo público que hasta el momento no tenía acceso a las bodegas y al enoturismo?

3. ¿Qué aspectos se deberá tener en cuenta frente a este consumidor y qué diferencias tiene con el turista extranjero, fuera de su poder adquisitivo?

4. ¿Una propuesta para el turismo local alcanza para sostener la infraestructura, tanto en recursos materiales como humanos?

5. ¿Cómo creés que responderá el público local?

En términos generales hay muchos puntos en común, como es el estricto cumplimiento de un protocolo de sanidad y seguridad y además, la necesidad de generar nuevas propuestas para un público que hasta el momento no tenía acceso a las bodegas.

En consonancia con esto, la diferencia abismal entre el poder adquisitivo de un tipo de turista y otro, hace peligrar o al menos reorganizar algunas estructuras, que por ahora solo contarán con el financiamiento que el turista de cabotaje, también golpeado por la crisis del Covid-19, pueda aportar. Aunque el espacio al aire libre y la necesidad de recreación, aparecen como un atractivo para un segmento de público con ganas de disfrutar y descubrir un mundo que hasta ahora, para muchos, era desconocido.

Los protagonistas del enoturismo, de diversos puntos de Mendoza y desde variados circuitos turísticos, que incluyen Maipú, Luján de Cuyo, el Valle de Uco, San Rafael, como también desde el Norte Argentino, en Cafayate (Salta).

En la nota, en exclusivo para El Descorche Diario, las voces de Dolores Pazzaglia (Casa de Uco), Julia Zuccardi (Familia Zuccardi), Federico Giménez Riili (Bodega Giménez Riili), Claudia Yanzón (Bus Vitivinícola), Alexia Robinson (Bodegas Bianchi), Lorena Cepparo (Bodegas Chandon y Terrazas de los Andes) y Javier Cook (Piattelli Salta). 

“Será una oportunidad para el público nacional que optaba por destinos exóticos y lejanos, sin necesidad de tomar un avión”

Dolores Pazzaglia. Marketing & Sales Executive. Casa de Uco, Resort y Bodega. Valle de Uco. Mendoza.

Panorámica de Casa de Uco. Los Chacayes.

1. Nos encontramos expectantes, con el Resort en suspenso, realizando tareas de mantenimiento, trabajando en los nuevos protocolos y atentos a las novedades que puedan determinar cómo y cuándo se podrá llevar a cabo la reapertura.

2. Entendemos que la oferta será muy amplia y habrá oportunidades para todos los intereses. En nuestro caso será una chance para el público nacional y regional quien optaba por destinos exóticos y lejanos y que en una primera etapa buscará productos de calidad sin necesidad de tomar un avión y ocupar muchas horas en vuelo.

3. El poder adquisitivo no lo consideramos una diferencia ya que apuntamos a un consumidor que busque vivir una experiencia de lujo dentro de nuestro país en un destino conocido por cercanía, como lo es El Valle de Uco, pero que a la vez sorprenda por la calidad del servicio y del producto que ofrecemos.

4. Eso va a depender de la estrategia que cada empresa implemente. Y consideramos que se realizará por etapas.

5. Según estudios realizados y encuestas acerca del comportamiento del público, una vez que se abran las fronteras y posibilidades de esparcimiento, buscarán destinos que ofrezcan naturaleza y más remotos de los cuáles tengan la alternativa de llegar con medios propios. Mendoza es una plaza bien posicionada, con una oferta increíble y siempre y cuando el destino ofrezca protocolos de seguridad donde el público se sienta a gusto, creemos que la respuesta será positiva.

“El público local es un desafío y vamos a tratar de algún modo de atraerlo”

Julia Zuccardi. Zuccardi Valle de Uco. Bodega Santa Julia.

Zuccardi Valle de Uco. Paraje Altamira.

1. Por el momento no tenemos una fecha certera de cuándo vamos a reabrir. Sí sabemos que al momento de abrir va a ser solo para el público local. La realidad es que por el momento el turismo no se va a activar, por lo que se habla que no habrá vuelos de cabotaje hasta septiembre e internacionales hasta diciembre. No va a ser fácil. Tenemos claro que al momento de la reapertura será de forma gradual. En nuestro caso, no creo que abramos los tres restaurantes al mismo momento.

Vamos a hacer las cosas pensando en el público local. Y por supuesto, estamos trabajando para que al momento de abrir tengamos bien armados los protocolos y bien estudiadas todas las normativas que hay que seguir para cuidar a nuestra gente y también para que el turista se sienta protegido.

2. La ventaja que tenemos las bodegas es que contamos con espacios para disfrutar el aire libre, por lo que la gente cuando vuelva a salir buscará lugares donde no haya mucho amontonamiento de gente. Nosotros tenemos la suerte de que podemos usar los exteriores y es verdad que los días de sol en invierno mendocino -más allá del frío- se pueden disfrutar también al aire libre. Eso puede ser positivo ya que atraerá un público que en otro momento no consideraba la opción de bodegas y a hora sí lo va a hacer.

3. Las diferencias más allá del poder adquisitivo del turismo es que nosotros recibimos visitantes de lunes a lunes, y en el caso del local, lo más probable es que tengamos el mayor flujo durante el fin de semana. De lunes a viernes va a ser más difícil, por una cuestión lógica. El público local es un desafío, trataremos de atraerlo de algún modo.

4. No alcanza el turismo local, es una cuestión de volumen. Hasta febrero, el turismo estaba muy bien durante toda la semana. Ahora nos vamos a encontrar con un público mucho más reducido, que seguramente va a salir solo el fin de semana y con un nivel adquisitivo seguramente inferior. Por lo tanto, sabemos que los ingresos no van a ser ni la mitad de lo que solíamos tener con el turista extranjero.

5. Al público local si le ofrecemos propuestas atractivas, las bodegas van a ser una buena opción, contamos con mucho espacio y ofrecemos contacto con la naturaleza. Eso va a ser un fuerte que tenemos que aprovechar. Pero todo depende cómo siga todo esto y si la gente se va a animar a salir. Además se viene el invierno, por lo cual esperamos que la reactivación se va a dar más bien para la primavera. Por el momento va a ser muy gradual.

“Estar en un entorno natural, nos favorece por la baja concentración de turistas”

Federico Giménez Riili. Bodega y Posada Giménez Riili. Valle de Uco.

Posada Giménez Riili. Valle de Uco.

1. Estamos rearmando estándares de servicio para ser detallistas con nuestros clientes. Además, esperamos los protocolos por parte del Ministerio de Turismo y Deportes, a fin de trabajar linealmente. Lo que no significa que estemos en modo “stand by“, sino que trabajamos en ellos, y una vez publicados, podremos adaptar lo que hemos armado.

2. No solo que habrá un nuevo público, sino que haremos nuevos vínculos entre los prestadores para generar cultura enoturística. Primero apuntamos al público local para que conozca y sea parte de la experiencia que ofrecemos y luego que sea anfitrión ante otros, para que trabajemos colectivamente.

3. Como primera medida, transmitirle la seguridad de que el establecimiento cuenta con los estándares de higiene y cuidado pertinentes, para que su estadía, su consumo o visita por el lugar sea en óptimas condiciones. Por otra parte, estamos en un entorno natural y eso nos favorece por la baja concentración de turistas. Desde antes a la situación que estamos viviendo, ya éramos un lugar exclusivo con la característica de recibir cupos limitados y ahora tenemos esa ventaja para continuar ofreciéndola. Otro dato importante es la calidad de nuestro recurso humano, quienes hacen sentir de manera especial a nuestros visitantes.

4. Es cierto que el cierre del mercado internacional significa una baja en tránsito de personas y en ingresos a los establecimientos turísticos. Creemos que con una adecuada oferta, complementando diferentes servicios, podemos tener un flujo constante de visitantes locales y que elijan hacer turismo itinerante; sobre todo para volver.

5. Hay sin fin de pensamientos al respecto! Tenemos clientes de hace tiempo, que están expectantes para volver; otros que consultan por la apertura y programar una fecha posterior. Hay público que no está decidido por los comunicados gubernamentales; otros por desconocer cómo estamos trabajando y una pequeña parte (nos atrevemos a decir) que prefiere esperar a que la situación mejore aún más.

“Mendoza para mendocinos: hay que trabajar de manera innovadora y ajustando los precios para el residente local”

Claudia Yansón. Especialista en Enoturismo y gerente del Bus Vitivinícola.

Claudia Yanson junto al Bus Vitivinícola ofrecen diversos circuitos por los Caminos del Vino.

1. Estamos trabajando bajo dos aspectos. Por un lado, con el transporte turístico que sigue las normativas del protocolo que baja desde la CNRT (Comisión Nacional de Regulación de Transporte), ya que las unidades del Bus Vitivinícola son de CATA Internacional; y el otro aspecto tiene que ver con armar la experiencias en la bodegas que mantengan el distanciamiento social.

2. Cuando comencemos con la actividad, será gradual, en anillos desde más chico a más grande. Y se abrirá la oportunidad para el turismo de proximidad local. Ser turista por un día, Mendoza para mendocinos, sobre el cual hay que trabajar de manera innovadora. Ajustando los precios para el residente local que saldrá los fines de semana, porque el resto de los días tiene que trabajar. Las personas en general no conocen el territorio en que viven. Estamos trabajando en estrategias donde el vino es el medio, para entenderlo mejor y vivirlo con nuevas experiencias.

3. Invitarlo a descubrir su territorio, para cuando reiniciemos los servicios del Bus Vitivinícola los vamos a estar esperando para “bodeguear”: disfrutar el  paisaje de la Cordillera de los Andes, el aire fresco de la montaña, el sol, los viñedos y que se le abran los sentidos degustando el maridaje de los vinos con la gastronomía.

4. No, no va alcanzar porque va a estar limitado solo a los fines de semana, ya que comenzaremos con el residente mendocino, y solo dispondrá de dos días durante los fines de semana. Pero va a ir moviéndose la rueda.

5. Tenemos el desafío de crear experiencias nuevas accesibles, y creo que hay una necesidad de salir y compartir con amigos donde el escenario de las bodegas es ideal.

“En San Rafael recibimos turismo interno todo el año”

Alexia  Robinson. Jefe Área de Turismo. Bodegas Bianchi. San Rafael.

Viñedos de Bodegas Bianchi. San Rafael.

1. Estamos próximos a lanzar una visita virtual, nuestra idea es mantener activo y vigente a un consumidor ávido de experiencias, hoy a través de las redes, pero que también fortalece el espíritu de la bodega, que es mantener las puertas abiertas y estar cerca del turista y de nuestros clientes.

Con respecto a la reapertura al visitante, desde el primer momento de aislamiento estamos trabajando en los protocolos para poder realizar las experiencias en la bodega de forma segura. Todo va a cambiar en la experiencia, no solo en los controles y procesos de sanidad desde el ingreso a la bodega, para cuidar tanto a quienes nos visitan, como a quienes trabajamos en turismo; sino también en el modo en que vamos a recorrer las instalaciones, degustar vinos y priorizar nuestras actividades en el viñedo, aprovechar al máximo nuestro maravilloso entorno natural y las experiencias al aire libre.

2. En San Rafael recibimos turismo interno todo el año. Históricamente el porcentaje de turismo extranjero no supera el 5 % anual. Por ende, lo que para otras bodegas puede ser un nuevo público, para nosotros es el habitual, el que conocemos y recibimos todo el año. Nuestro desafío más inmediato es tentar a los mendocinos, traerlos al Sur, apuntando a fines de semana largos y micro turismo interno.

3. Lo que diferencia entre el mendocino y el turista del resto del país, que habitualmente nos visita, es que tiene la cultura vitivinícola mucho más interiorizada, las experiencias tienen que ser tentadoras para ellos, ese es el objetivo hoy. Todos vamos a querer divertirnos cerca de casa, con propuestas innovadoras, apenas se habilite la actividad turística.

4. El turismo local alcanza para sostener la infraestructura, el desafío va a ser mantener nuestra oferta atractiva, aún con los protocolos de seguridad y sanidad obligatorios.

5. Creo que la respuesta va a ser muy diversa. Van a estar los que serán muy exigentes en cuanto a los protocolos, y que investigarán mucho las propuestas; aquellos que no tienen miedo, y que ante la sensación de “estar cuidados” van a aprovechar y disfrutar las experiencias, adaptándose a la nueva normalidad. Y estarán los más precavidos y desconfiados, que esperarán a ver los resultados o consecuencias de los más intrépidos. Confío en que ante una actividad preparada para la prevención y contención, la respuesta del turista local va a ser positiva.

“Habrá que ofrecer propuestas innovadoras y variadas”

Lorena Cepparo. Responsable de eventos y wine communication manager de Chandon Argentina y Terrazas de los Andes.

Visitor Center de Chandon. Agrelo. Luján de Cuyo.

1. Por un lado haciendo los ajustes necesarios en cuanto a seguridad y sanidad, capacitación de nuestra gente para asegurar la salud de colaboradores y visitantes. Y por otro, creando nuevas propuestas ajustadas a los públicos que potencialmente podrán disfrutar de nuestras experiencias luego de la cuarentena.

2. Claro que si! Las bodegas siempre hemos querido desmitificar esto de que el enoturismo y la enogastronomía son solo para turistas extranjeros. Nosotros siempre hemos tenido alternativas, menús, promociones y eventos pensados para los mendocinos, en ambas bodegas. Ahora estamos poniendo mucho foco en pensar más opciones que acompañen a los mendocinos, es una gran oportunidad para que conozcamos y disfrutemos lo nuestro.

Los mendocinos tenemos que hacer el ejercicio de ver a nuestra provincia como la ven los millones de turistas nacionales y extranjeros que nos elijen cada año. Tenemos lugares maravillosos, excelente hotelería y gastronomía paisajes únicos, y sobre todo gente muy cálida y con ganas de recibir, lo que asegura siempre experiencias inolvidables.

3. Habrá que ofrecer propuestas innovadoras y variadas. Hay que ser capaces de apuntar a los diferentes segmentos de mendocinos, algunos serán más amantes de la gastronomía, otros tal vez estén interesados en aprender más de vinos, propuestas para la familia, para parejas, para grupos de amigos.

4. Las bodegas tenemos que ser una alternativa más a la hora de elegir actividades de esparcimiento y disfrute. También esperamos que lo mayores flujos se produzcan los fines de semana, algo que normalmente no es tan así con el trismo en general. Creo que no, tengamos en cuenta que Mendoza es el polo enoturístico más importante del país, con muchísimas bodegas abiertas al público con diferentes propuestas, cada bodega ha venido trabajando fuertemente armando sus equipos, entrenándolos y veníamos trabajando viento en popa con un año que prometía muchísimo.

Posada de huéspedes de Terrazas de los Andes. Perdriel. Luján de Cuyo.

Al cortarse todo de golpe el shock es tremendo. Difícilmente solo con e público local podremos suplir al resto del turismo. Aquí es muy importante saber que demás de la infraestructura, que seguirá allí, y de los equipos de trabajo que todos estamos cuidando mucho tratando de generar diversas maneras de sostener este negocio durante la crisis, hay una larga cadena de valor que incluye muchos más empleos y negocios que se ven resentidos, desde el productor al que comprábamos las verduras o los insumos para los restaurantes, el staff de limpieza, de seguridad, choferes, guías, las imprentas, flores, y cientos de proveedores más.

Detrás de la crisis están las personas, y una buena manera abrazarnos para pasar este momento juntos es destinar esos pesitos que pensábamos gastar en alguna salida a otro lugar, e invertirlo en disfrutar de las maravillas que hay en Mendoza, para llevar esa ayuda a la casa de los camareros, los cocineros, los guías de turismo, y toda esa cadena de la que hablaba.

5. Estoy segura que la respuesta será buena. Hay mucha cautela y la gente en esta circunstancias trata de no gastar tanto, pero también hay unas ganas enormes de salir, de encontrarse con la gente amada, amigos, familia, de darse un gusto y las bodegas ofreceremos espacios para que esos encuentros sucedan, y sean inolvidables.

“El público local puede ser una oportunidad y un desafío para aprovechar”

Javier Cook, jefe de Turismo, Bodega Piattelli. Cafayate, Salta.

Bodega Piattelli, en Cafayate, Salta.

1. En Piattelli nos preparamos capacitando y ejecutando protocolos que son de seguridad, sanidad y distanciamiento social, adecuados a a las normativas municipales, provinciales y nacionales, como también a los espacios de nuestra bodega. Es muy importante la reapertura pero también la integridad de nuestros visitantes, los trabajadores y de la comunidad en general.

2. Seguro vamos a contar con nuevo público que tal vez antes no tenía mucho acceso para a las bodegas en general. Pero lo seguro es que la industria puede adaptarse muy bien y encontrar las mejores estrategias para seguir posicionando y mostrando el apasionante mundo del enoturismo,

3. Este nuevo consumidor que tendremos de aquí en adelante buscará sentir confianza en cuanto a la seguridad y sanidad de las instalaciones que visiten, Lo que nos lleva a seguir con un servicio de excelencia. Empezaremos con un turismo regional y eso nos lleva al desafío de mostrarle al local lo que es otra forma de vivir los encantos de su región, así que creo que es muy interesante.

4. Tal vez es un poco difícil todavía saber si el turismo local alcanza para sostener la infraestructura de enoturismo, pero por lo menos durante el confinamiento, el público se ha visto muy receptivo a la venta online y al delivery. Creo que nuestros clientes saben que estamos y seguro están esperando una propuesta nuestra para saber de qué forma pueden volver a visitarnos.

5. Creo que el público local puede responder bien, porque la industria en general se está replanteando mucho sus actividades y puede proponer muchas cosas más, lo que va a enriquecer el circuito que hoy lo puede aprovechar el público local. Puede ser una oportunidad y un desafío para aprovechar.