info@eldescorchediario.com
David Bonomi incluyó cuatro vinos en el Top 100 de Argentina.
  • En exclusiva
  • 13 mayo, 2020

David Bonomi: “Estar en el club de los grandes vinos del mundo me llena de satisfacción”

Recientemente reconocido como “Enólogo del Año” por el crítico inglés Tim Atkin, Bonomi brilla por su trabajo en una de las empresas más tradicionales de Argentina, como es Bodega Norton, pero también por su proyecto personal: PerSe. En esta nota, una charla exclusiva con El Descorche Diario, luego de la noticia que lo puso en la cúspide de vino argentino.

David Bonomi es uno de los tipos más queridos y respetados en la industria vitivinícola argentina, y que logre el alcanzar el título de Enólogo del Año de la mano de Tim Atkin (ver nota Top 100), quizás el crítico internacional que más conoce los vinos argentinos, es un importante mérito y también una gran satisfacción para todos los que conocemos desde hace años su trabajo.

Hoy Bonomi está al frente de Norton, una de las bodegas con mayor historia del vino argentino, donde tomó las riendas después de la salida de otro gran maestro como Jorge Riccitelli, sin embargo no tardó en poner su propia impronta a los vinos de la casa.

En forma paralela despunta sus inquietudes personales con un proyecto de familia que lleva junto a su socio Edgardo Del Pópolo, otro reconocido profesional de la industria. PerSe es quizás su cable a tierra dentro de la enología, donde los pequeños volúmenes dan espacio para  la innovación y el juego, pero también para el sosiego y el encuentro.

Previo a su vuelta a Norton, Bonomi tuvo ocho años en Doña Paula.

Oriundo de Palmira, una localidad del Este mendocino que bien sabe de grandes enólogos, David Bonomi asegura que hay un antes y un después de Gualtallary, el terruño de donde nace el vino con más alto puntaje para Tim Atkin, pero no por eso deja destacar la puesta en valor que hay de zonas tradicionales como Luján de Cuyo y Maipú.

“Hoy los vinos son mucho más transparentes, no hace falta explicar tanto”

En exclusivo para El Descorche Diario, Bonomi nos cuenta sus sensaciones tras ser elegido Enólogo del Año en el Reporte Especial 2020 de Tim Atkin.

-¿Qué significa para vos este reconocimiento de Tim Atkin y haber logrado el puntaje más alto de Argentina con un vino de tu autoría?

-Cuando recibí la noticia al leer el reporte que Tim hizo sobre Argentina 2020, fue una tremenda alegría. Cuando uno a veces dice que se le acelera el corazón es verdad, en este caso fue así. Es una enorme responsabilidad para poder seguir haciendo a futuro y poniendo a la Argentina en lo más alto de los reconocimientos que mucha gente hace sobre la industria mundial del vino. Es una alegría y una tremenda responsabilidad por lo que viene.

-Contanos, ¿cómo es PerSe Uní Bonnesant, el vino que logró los 99 puntos de Atkim?

-Es un vino muy especial que viene de un lugar muy pequeño en Gualtallary (Valle de Uco). Es un viñedo que está sobre un cerro y que para nosotros fue un antes y un después de lo que veníamos haciendo. Descubrir lugares que están ahí como dormidos y uno los pone en el radar de la industria vitivinícola, la verdad que es muy reconfortante. Especialmente en el sentido de escuchar que después de un largo y arduo trabajo que se viene haciendo, es puesto dentro de los grandes vinos. No nos vamos a olvidar que Argentina tiene tremendos vinos y estar en este club de vinos reconocidos mundialmente, la verdad que me llena de satisfacción.

“Es una alegría y una tremenda responsabilidad por lo que viene”

-Gualtallary es uno de los lugares que a mí me cautivó en los últimos años de hacer vino. Este es el resultado de un trabajo largo que venimos haciendo desde el 2005.

-Lograste incluir cuatro vinos tuyos dentro del Top 100 de Argentina, tres de tu proyecto personal junto a “Edy” del Pópolo y el ícono de Bodega Norton, Gernot Langes. ¿Cómo combinás estas dos responsabilidades, por un lado, ser jefe de Enología de una de las bodegas más tradicionales del país, y por otro, llevar adelante un proyecto personal de partidas limitadas y que logra semejantes distinciones?

-Es un gran desafío lograr que cuatro vinos de los que hacemos estén dentro de los mejores vinos que probó Tim Atkin en este gran tour que hizo por Argentina a principios de año.

-No podemos negar que las dos responsabilidades, aunque sean muy distintas y con diferentes volúmenes, son dos proyectos que se juntan en algo en común. En Bodega Norton tengo un gran equipo de trabajo que me ayuda, colabora y entiende hacia dónde queremos ir y dónde queremos poner nuestros vinos.

En la cava de Norton, un verdadero tesoro del vino argentino.

En cambio, PerSe, con mi amigo Edy (Del Pópolo) logramos plasmar un trabajo muy personal y familiar. En las dos cosas queremos mostrar lo mejor, pero con tamaños distintos y equipos distintos. En ambos proyectos el objetivo final es agradar con lo que hacemos y mostrar a cada uno de los pequeños lugares donde producimos vino y los separa el tamaño y los equipos de trabajo en cada caso.

-¿Hacia dónde va el proyecto PerSe?

-El proyecto de PerSe va hasta donde nuestras manos puedan y hasta donde Dios quiera. En ese sentido es un proyecto muy pequeño, familiar, que se funda en ese trabajo de volver a tocar cada planta, de hacer todo el trabajo, desde la poda, la cosecha, la elaboración, la propia venta y hasta estar o acompañar a cada una de las personas que se interesan en un vino nuestro. No es un proyecto de volumen, por el contrario, estamos detrás de cada una de esas botellas que producimos.

-Como enólogo del año, ¿cómo evaluás el rumbo del vino argentino, según la tendencia de las etiquetas elegidas por un crítico del prestigio de Tim Atkin?

-Cuando leo el reporte, aunque todavía no lo he terminado de leer, porque es muy extenso y abarcativo de la Republica Argentina, de Norte a Sur y de Oeste a Este. Creo que me voy a tomar mucho más tiempo de tratar de entender qué es lo que ha ido descubriendo en esta Argentina que tiene una revolución, con productores nuevos, con vinos nuevos, con nuevas zonas y con las tradicionales que las nombra de una forma muy importante.

Junto a su amigo “Edy” Del Pópolo hacen PerSe.

-Dentro de las cosas más llamativas, habla de Luján de Cuyo, de Agrelo, de Las Compuertas. Luego de que en los últimos años se habló tanto del Valle de Uco, vuelve a poner en valor la zona histórica, la Primera Zona, tanto Luján como Maipú, que si bien no fue olvidada pero sí fue un poco opacada con lo que se fue descubriendo recientemente. Eso es lo rescato.

“Atkin habla de la pureza y la limpieza de los vinos y de la transparencia de cada una de las variedades que se pone en valor, aparece en el vino y lo descubre rápidamente en la copa”.

Atkin habla de la pureza y la limpieza de los vinos y de la transparencia de cada una de las variedades que se pone en valor, aparece en el vino y lo descubre rápidamente en la copa.

No me sorprende, rescato que hay tremendos colegas y viticultores que están haciendo un trabajo fantástico en los vinos y se ve en los puntajes y las etiquetas que eligió. La verdad estamos a la altura de cualquiera y de los mayores reconocimientos que haya podido tener la industria del vino en lugares históricos. Rescato la tendencia de que cada vez tenemos muchos y mejores vinos, la diversidad que Argentina está mostrando hoy, creo que nunca la habíamos visto.

-Para finalizar, ¿cuál es el sello o rasgos distintivos que llevan los vinos de David Bonomi?

-No me gusta hablar mucho de mí, prefiero tomar las palabras que usa Tim en el reporte cuando describe los vinos que hacemos. Él rescata nuestro carácter del lugar que se nota en la variedad. Hemos ganado muchísimo en lo que se refiere a frescura y elegancia, que es lo que Argentina empieza a mostrar. Los vinos son mucho más transparentes, no hace falta explicar tanto sino que es cuestión de sentirse inquieto y probar. Hay que animarse a probar la paleta de colores y la diversidad que hay en cada una de las etiquetas que hacemos.

-Mi objetivo final es tratar siempre de preguntarme por qué pasan las cosas y por qué no poder hacerlo de otra forma y siempre tratar de buscar dentro de mi conocimiento la mayor calidad que se pueda lograr en cada uno de los segmentos en los cual me toca participar. Tanto en los vinos de consumo cotidiano, como en estos vinos tan especiales de lugares, casi únicos e irrepetibles.

David Bonomi junto a Gustavo Flores Bazán, director El Descorche Diario. Foto archivo 2019.