info@eldescorchediario.com
Martín Bergia, un estudioso de la destilación y la coctelería. / Fotos: Estudio Sena & Asoc.
  • Hacedores
  • 25 mayo, 2021

“Entre Perro y Lobo”, el gin Premium que promete mansedumbre y bravura

Es el sueño cumplido de Martín Bergia, profesor de Historia y amante de las bebidas, quien viajó a Europa para aprender esta pasión que ya dio su primer fruto, un gin de autor, una verdadera alquimia de perfumes. En exclusiva para El Descorche Diario, el relato de un emprendedor que apuesta por la calidad y sobre todo, la búsqueda de momentos felices.

Martín Bergía (37) nació en la provincia de Buenos Aires pero eligió a la ciudad de Santa Rosa (La Pampa) para estudiar Historia y luego, se radicó. Formó su familia, tiene su círculo de amigos y desarrolla su carrera profesional. Docente e investigador apasionado, meticuloso y obsesivo de la calidad.

Se define como un buscador incansable lo que lo llevó a Europa en el 2016 a recorrer destilerías y a comprarse un alambique pequeño. Su gusto por la cocina y las buenas bebidas lo impulsó a investigar y experimentar con destilados.

“Siempre me gustó el gin. He recorrido mucho buscando estandarizar el producto y elaborar con calidad. Quiero hacer la revolución de los destilados”, cuenta Martín, que también realiza pruebas con otras bebidas y está a la espera de la habilitación para lanzar su vermut.

“He recorrido mucho buscando estandarizar el producto y elaborar con calidad. Quiero hacer la revolución de los destilados”.

Entre Perro y Lobo es el gin Premium que produce Martín Bergia, con 45 % de alcohol, sin azúcar y botánicos traídos de Europa. Cuenta con una producción limitada de 4.000 botellas y su método de destilación es íntegramente “small batch” en alambique pot still de cobre de la marca alemana Carl. Para esto, Martín eligió la destilería Tapaus, de la familia Millán, para hacer su propia elaboración.

Un gin sofisticado, suave y delicado, donde resaltan las notas cítricas y herbales, con toque picante.

“He armado un gran equipo de profesionales. Me he rodeado de buena gente que ha apostado por el proyecto y eso se evidencia en cada aspecto del producto; diseño de etiqueta, ilustración, fotografía, distribuidores y recetas de los tragos, a cargo de la bartender Melanie Arias”, explica.

“No consigo saber/ quién es el amo aquí, / cambio bajo mi piel/ de perro a lobo (…)/ pero, ¿quién vence en mí?”

Son los versos del poema de la escritora pampeana Olga Orozco, en los que se inspiró Martín. “El gin es pura expresión de vida. De las dicotomías que nos habitan el ser y la coexistencia de una cara labrada desde el fondo por los colmillos de la furia a solas, y otra que se disuelve entre la niebla de las grandes manadas. Nunca sabremos quién vence en nosotros. ¿Quién es el amo aquí? Vivimos entre la mansedumbre y la bravura.

Entre Perro y Lobo es la expresión del terruño, aromas y sabores que imprime la encantadora esencia de la indómita región de la Caldenia, lo agreste de los médanos de Toay, del desierto pampeano y de la Patagonia, mixturados cuidadosamente con botánicos de Europa y Asia”, reza su descripción.

“El gin tiene una historia apasionante. Deriva de la ginebra, en Holanda y se populariza en Inglaterra. La bebida está atravesada por leyendas de la guerra entre Francia e Inglaterra”, relata el apasionado historiador, quien también realiza investigaciones acerca del origen de los cócteles.

Melanie Arias y su versión de Gin Tonic.

En Argentina, el gin se populariza en 2005 y en la actualidad, existen cerca de 300 destilerías. Si bien hay una burbuja de fanáticos de esta bebida, Bergia reconoce que aún falta mucho por recorrer. “Veo algunas cosas mal hechas, falta  educación y hay producciones de muy baja calidad”, dice.

“Apunto a un consumidor curioso y soy consciente de que no comunicamos correctamente y que aún hay un prejuicio por la calidad con la que salía el producto en el pasado”.

Entre Perro y Lobo es del mismo modo, la expresión personal de su autor. Transmite en esta bebida sus años de estudio de Historia, el entusiasmo por la cocina y es también una búsqueda irreverente que viene a edificar un nuevo presente y futuro desvergonzados, inquietantes pero felices. “Sin dudas, esto es un encuentro con el lobo”, reconoce Martín y sonríe.

Notas de cata

En nariz es cítrico y un tanto herbal que al abrirse destaca con notas a pimienta y manteca. Y en boca, entrada muy suave y delicada, cítrico y herbal con un toque de picante muy sofisticado, redondo en boca con un final sutilmente dulce y mantecoso.

Entre perro y lobo, ¿quién vence en nosotros?

Luz y oscuridad, dulzura y acidez, sutileza y potencia; polaridades que nos atraviesan. Al fin y al cabo, somos simples humanos insertos en un mundo dual. Lo extraordinario es que hubo un hombre que pudo reconocer las polaridades y plasmarlas en esta pócima que se expresa y “nos” expresa de manera certera.

Naturaleza y hombre, furia y paz. Como sea, este gin nos invita a un recorrido que promete, en esta alquimia de perfumes, mansedumbre y bravura. Y también, momentos felices.

Dónde conseguirlo  

En el Instagram @entreperroylobogin

En Mendoza: Fabián Palacios, de DP 3234 y en el resto del país, Diego Casselli, de I vini Distribuidora.

Próximamente, lanzamiento de su página web con información, historias, recetas y también e-commerce.

Entre Perro y Lobo es una producción limitada de 4 mil botellas.

Anticipo exclusivo

Para los fanáticos del vermut, Martín Bergia nos adelanta el lanzamiento de “Con esta Boca en este Mundo”:

Fotos y video: Estudio Sena & Asociados.

Te puede interesar:

Gustavo Perosio: “Hace años que Chandon le sacó el smoking, aunque no la elegancia, a las burbujas”