info@eldescorchediario.com
"Nuestros padres eligieron el Cabernet Sauvignon, nosotros el Malbec y los millennials el rosado".
  • Mythic Wines
  • 9 diciembre, 2019

Martín Pérez Cambet: “En 20 años el rosado estará al nivel de los vinos tintos y blancos”

Asegura el director comercial de la bodega que presentó sus novedades y en entrevista exclusiva con EL DESCORCHE explicó que se trata de un proyecto que busca diferenciarse de Casarena. Con un concepto de libertad, búsqueda y aventura, Mythic hoy sale a la luz.

Martín Pérez Cambet cuenta con una amplia trayectoria en el área comercial dentro de la industria vitivinícola. Al frente de Dirección Comercial de Casarena Bodegas y Viñedos, ahora tiene el foco puesto en el desarrollo del proyecto paralelo que desarrolló la empresa desde hace alguos años, pero que ahora decidió apostar fuerte: Mythic Wines.

Como parte de la estrategia, la bodega se propuso innovar en una categoría que se encuentra en alza, no solo en Argentina sino en todo el mundo: los rosados. Mythic Wines acaba de lanzar un novedoso rosé en botella de litro y medio que se suma a un portfolio de vinos, donde no aparece nngún Malbec.

-Contanos acerca  del concepto de Mythic Wines que por ahora no tiene ningún Malbec en su portfolio…

-Estamos presentando Mythic Wines, una marca que desarrollamos hace algunos años y hoy sale a la luz. Mythic es la libertad, la aventura y la búsqueda de cosas distintas. Lanzamos ocho vinos y ninguno es Malbec. Esto es Mythic, es algo diferente. En la línea hay un rosado (de Malbec, Cabernet Sauvignon y Syrah) que es único, distinto a cualquier otro rosado; el white blend (de Chardonnay y Sauvignon Blanc); blanc de blancs  (de Chardonnay y Viogner); un Cabernet Franc y un Petit Verdot.

Martín Pérez Cambet junto a los enólogos Verónica Ortego y Leandro Azin.

-Todos muy buenos y amables con el bolsillo, $ 439. Esto permite a la gente probar cosas  nuevas y que se animen a un Cabernet Franc o a un Petit Verdot a un precio razonable para lo que es a variedad.

-El futuro va a estar siempre vinculado a cosas diferentes. Por ejemplo, tener un Pinot Noir de Río Negro, un Bonarda de San Martín, un Syrah de San Juan, un Tannat o Torrontés de Salta.  La idea es salir del portfolio tradicional de Casarena.

-Hoy, existe una apuesta fuerte a los rosados, ¿cómo ves el consumo de estos vinos?

-Lo que se ve es un crecimiento inconmensurable del rosado. Los millennials han elegido el rosado como “su vino”. Nuestros padres eligieron en algún momento el Cabernet Sauvignon, nuestra generación descubre el Malbec. Y hoy, el rosado dejó de ser un vino estacional porque los millennials lo han adoptado. Creo que en los próximos 20 o 30 años, veremos al rosado en el mismo nivel que un vino tinto o blanco.

¿Hay una moda de vinos rosados, tanto en Argentina como en el mundo?

 -Lo que ha ocurrido en la Argentina en los últimos años es una caída estrepitosa del consumo de espumantes y en cambio, el rosado ha crecido. Se ha transformado el consumo hacia el rosado. Lo que ocurrirá es que cada bodega trabajará su rosado de una forma diferencial. Un aspecto clave es el packaging. La botella debe acompañar el deseo del consumo. Nosotros elegimos el envase magnum porque vimos que un rosado se  consume muy rápido y la de 750 ml no es suficiente. El valor es de $1500.

Rosé Mythic Divine Creation, en botella Magnum.

-Hay que tener en cuenta que la botella es importada y demás está decir, lo que es el diseño de la etiqueta. Quisimos darle una estética diferente por eso se llama Divine Creation  (ver nota) y tiene una sirena en vez del clásico dragón de Mythic. Son 2.400 botellas en esta primera edición y esperamos que continúe. Es una bebida que vino a quedarse.

-Están apostando por el Cabernet Franc y el Petit Verdot también, ¿cómo está el mercado para recepcionar estas variedades de Argentina?

-Lógicamente, el Malbec es la rueda que no para y sigue exportando. Nuestra tarea es comunicar las otras variedades. Dentro de esas otras alternativas, el Cabernet Sauvignon  toma cada vez más importancia. De hecho, en la alta gama exportamos más Cabernet Sauvignon y Cabernet Franc que Malbec. Esto nos habla de que el mundo ve a Argentina como productor de Malbec pero ya empieza a evaluar que hay otras variedades, otras situaciones, otros vinos.

“El Malbec es la rueda que no para y sigue exportando. Nuestra tarea es comunicar las otras variedades”.

-En Mythic estamos enfocados en este consumidor que se quiere arriesgar. Por eso lanzamos estos vinos que entendemos, apuntan a este joven que se arriesga, que ya probó otras zonas, conoce y puede diferenciar. Queremos que sea el primer Petit Verdot o Cabernet Franc que los jóvenes prueban y les guste.

-En el mercado externo, son vinos que llegan por 10 dólares, lo que los americanos llaman el precio justo. Así Argentina es conocida por otros varietales más allá del Malbec.

-Contanos acerca del nombre y la imagen de esta marca.

-Siempre intentamos trabajar con nombres de una palabra y fácil de recordar, que digan algo. El caso de Mythic como algo mítico, es eso que pudo haber existido o no. Por eso el dragón, la sirena. No sé si existe o no, yo elijo creer que sí. (Risas).

“En Mythic estamos enfocados en este consumidor que se quiere arriesgar”.

-Por otro lado, Mendoza es un lugar mítico. Los mendocinos deben saber que viven en un lugar único. Pensemos que es una de las ocho capitales del vino del mundo. Queremos rendirle homenaje a esta tierra.

*Periodista. Director de El Descorche Diario.
Corrección y edición: Andrea Ábalos / El Descorche Diario.
Fotos: Gentileza Mythic Wines.