info@eldescorchediario.com
Rodrigo, el menor de los tres hijos de Alicia y Alberto Arizu, alma mater de Bodega Viña Alicia.
  • Emprendimientos
  • 15 diciembre, 2019

Rodrigo Arizu: “Fuimos pioneros en la diversificación de variedades”

Viña Alicia es la bodega de la familia Arizu donde la pasión y la historia confluyen para dar vinos de alta calidad, innovadores y un enorme potencial de guarda, con sus más de 50 cepas traídas de distintos puntos del mundo.

Rodrigo Arizu es el hijo menor de Alberto y Alicia, cuarta generación de viticultores, y es quien dirige los destinos de este proyecto, que surgió como un hobby donde se experimentó y se estudió variedades originarias de diferentes países del planeta.

El amor por este suelo y el conocimiento dieron como fruto esta bodega que produce pequeñas partidas de vinos de alta gama y con variedades como el Picolit, del Norte de Italia; Chacolí, del País Vasco; Garnacha; Monastrell; Bruñal; Nero d’Avola y Nebbiolo entre otras tantas. Se trata de vinos con mucho tiempo de guarda y un proceso de elaboración cuidado y preciso.

“Fuimos pioneros en la diversificación de variedades y los primeros del mundo en vinificar Petit Verdot”, asegura con orgullo Rodrigo.

Hoy la bodega abre sus puertas al turismo para que los visitantes puedan vivir la experiencia y la historia de esta tradicional familia de bodegueros.

Allí se pueden degustar los diferentes vinos de la familia, incluso el Brote Negro, una “rareza natural”, un nuevo clon de Malbec, detectado por el ingeniero Alberto Arizu en un viñedo muy antiguo de esta variedad. La planta se caracteriza por sus brotes muy oscuros, casi negros, durante un cierto tiempo y dan origen a un vino diferente.

Viña Alicia, en el corazón de Luján de Cuyo.

El Descorche visitó la bodega y dialogó con Rodrigo Arizu, quien nos contó del génesis del emprendimiento, sus proyectos y su visión del vino argentino.

-¿Cuál es el concepto de este proyecto familiar, Viña Alicia?

-El concepto que tenemos en Viña Alicia es el de mostrar al público y sobre todo, hoy enfocados en el turismo, la vasta historia vitivinícola que tenemos en la familia. Lo que hacemos en cuanto a vinos, a la originalidad de las variedades que elaboramos.

-Desde hace más de 20 años, producimos vinos que son totalmente fuera de lo común, con todo tipo de experimentaciones y con variedades traídas de diferentes puntos del planeta, para elaborarlas como varietal o en un blends.

El viñedo Viña Alicia posee 15 hectáreas y está ubicado en Las Compuertas (Luján de Cuyo).

-En definitiva, es eso, mostrar nuestra historia, el producto que elaboramos. Deseamos que el público que venga a conocer Viña Alicia tenga la experiencia y se vaya con algo totalmente enriquecedor de nuestra historia en la vitivinicultura de Argentina.

-¿Cuál es la origen de este proyecto?

Viña Alicia surge como un hobby, una experimentación. Haciendo microvinificaciones de todas las variedades de las cuales fuimos pioneros y también, de las tradicionales. Decidimos volcarlo de una forma más comercial y construimos la bodega en el año 1996 y ya en el 1998 tuvimos nuestras primeras cosechas.

-Hoy se abren al público, ¿cómo es la experiencia de los visitantes, de quienes se encuentran cara a cara con ustedes y con estas historias?

-Hace algunos meses, abrimos la bodega al público basándonos en la historia de la familia y el producto, para que la gente tenga esa experiencia. El turista viene, se le explica y muestra todo este experimental que tenemos de más de 50 variedades de todo el mundo, cómo se elaboran y al finalizar, la degustación de todas nuestras líneas de vinos comerciales pasando por todas las etapas de los diferentes productos y quien lo desee podrá realizar la degustación de nuestra línea especial, Generaciones, realizada especialmente para la venta en bodega.

La cava donde reposan los vinos de Viña Alicia.

-¿Cómo definirías el estilo de los vinos de bodega Viña Alicia?

-Son vinos con mucha historia, de viñedos muy antiguos, por lo tanto plantas bien equilibradas, que dan vinos elegantes, redondos y de guarda. Con una rica concentración, frutados y con la tipicidad de la zona: Las Compuertas y Lunlunta.

“La realidad del vino argentino es que cada vez hay más y mejores vinos”.

-Yéndonos a un terrenos más personal, ¿qué significa para vos, estar al frente de este proyecto?

-Es un desafío pero a la vez, un orgullo enorme. Orgullo de poder seguir con esta vasta y rica historia que tiene la familia. Poder continuar con esto, esperemos que nuestros hijos puedan seguir con este legado familiar, y por supuesto día a día planteándonos nuevos desafíos para hacer que la industria prevalezca y continuemos posicionando la marca “Vino Argentino” en todos los países del mundo.

Rodrigo es el winemaker junto a su padre.

-¿Hacia dónde se dirige Viña Alicia? ¿Cuál es la proyección a futuro de este proyecto?

-El futuro de Viña Alicia va hacia continuar con el desarrollo, experimentación y producción de vinos hechos de variedades no típicas y tradicionales que fue lo que nos planteamos desde el comienzo.

“Siempre nos caracterizó la pasión por lo que hacemos”.

-Mis padres querían llevar adelante esta idea de vinificar con innovación. El futuro de la bodega está, no en la cantidad, sino en la calidad de elaborar año a año, cosecha a cosecha y mostrando al mundo que Argentina es un país en el que se pueden desarrollar todo tipo de variedades, independientemente de las condiciones climáticas y de suelo.

-Naciste en una familia de viticultores, ¿cómo ves hoy la realidad del vino argentino?

-La realidad del vino argentino es que cada vez hay más y mejores vinos. Existe una competencia sana e importante porque hace que mejoremos día a día y a nivel mundial, más allá de los embates de la economía, el vino argentino a futuro seguirá progresando, aún no tocamos nuestro techo. Eso se nota con vinos excelentes, con variedades que antes no se elaboraban y con zonas nuevas, con las diferentes características que pueden mostrarse. Si lo permite la situación político -económica de turno, Argentina tiene un potencial enorme para seguir creciendo y hacerse conocido.

La bodega cuenta con las siguientes líneas de vinos: Paso de Piedra, Viña Alicia, Colección de Familia y Generaciones.


Para visitar Bodega Viña Alicia

Contacto:

+54 261 4987385

Dirección: Terrada y Anchorena. Mayor Drummond. Luján de Cuyo. Mendoza. Argentina.

vinaalicia@vinaalicia.com