info@eldescorchediario.com
"En Luigi Bosca el Cabernet Sauvignon ocupa un lugar de privilegio".
  • Entrevista
  • 2 septiembre, 2020

Pablo Cúneo: “Tenemos que seguir apostando al Cabernet Sauvignon”

El enólogo referente de Bodega Luigi Bosca, una de las pioneras en apostar a la variedad más plantada y famosa del mundo, asegura que hay mucho potencial para esta cepa y que el crecimiento de su antecesor, el Cabernet Franc, será un efecto favorable para que el consumidor internacional no piense que Argentina es solo Malbec.

Aunque hay algunas diferencias en cuanto a la fecha de su celebración, la verdad es que mucho se habla del Cabernet Sauvignon durante estos días, que definitivamente la variedad tinta por excelencia, tiene toda una semana para su festejo.

Tal como lo describe Pablo Cúneo, director de Enología de bodega Luigi Bosca, antes de la aparición del Malbec como emblema nacional fue el Cabernet Sauvignon el que llevó a la Argentina a tener los primeros reconocimientos internacionales con un vino varietal.

Y en este sentido, Luigi Bosca, junto con algunas otras bodegas como Catena Zapata, fueron pioneros en trabajar en el camino de la calidad y que tuvo al “rey de los tintos” como protagonista.

Aprovechando esta fecha tan especial para el Cabernet Sauvignon, el reconocido enólogo dialogó con El Descorche Diario. Nos brindó sus apreciaciones sobre esta cepa que ha tenido mucha dedicación por parte de la bodega de la familia Arizu en post de obtener la mejor expresión en sus vinos.

-¿Cómo ha evolucionado el Cabernet Sauvignon en Argentina, teniendo en cuenta que la cepa emblemática del país es el Malbec?

-El Cabernet Sauvignon siempre sorprende por su complejidad y es una alternativa a la gran diversidad que ofrece el Malbec. De hecho, el Cabernet Sauvignon fue una cepa emblemática hasta los 90, cuando el Malbec comenzó a perfilarse como la variedad insignia de nuestro país, pero hasta ese momento el Cabernet fue el real protagonista de los grandes vinos de Argentina.

-El consumidor argentino sigue eligiendo Cabernet Sauvignon y valorándolo muy positivamente; es una variedad que tiene peso en Argentina además del Malbec y del Bonarda. Tenemos que seguir apostando al Cabernet y confiando en las amplias posibilidades que, en la actualidad, ofrece en términos de calidad.

“Si busca un vino clásico y elegante, el Cabernet Sauvignon es una alternativa muy acertada”.

-Considero que en nuestro país se adaptó de manera perfecta y que tenemos un gran potencial como origen para comunicarlo y llevarlo al mundo. El clima continental de las regiones vitivinícolas argentinas le aporta un diferencial que no se encuentran en las referencias mundiales de Cabernet Sauvignon. Éstas presentan condiciones excepcionales en términos de energía, luminosidad y amplitud térmica para lograr vinos con una menor presencia de notas herbáceas, un carácter frutal marcado y taninos maduros y dulces.

-¿Hay potencial para el Cabernet Sauvignon considerando el crecimiento y la moda por el Cabernet Franc?

-Estoy convencido de que hay un gran potencial para el Cabernet Sauvignon; queda demostrado por los grandes vinos de esta cepa con los que cuenta Argentina. A su vez, es la tercera cepa tinta más plantada en Argentina y está distribuida en todo nuestro país.

Cúneo: “Luján de Cuyo y Maipú evidencian el gran potencial de esta variedad”.

-A nivel de reconocimiento mundial, pienso que el éxito y renombre alcanzado por el Cabernet Franc en los últimos años puede tener un efecto favorable para el Cabernet Sauvignon, haciendo que el consumidor no solo piense en Malbec cuando piensa en Argentina.

-Teniendo en cuenta el prestigio de los vinos de Luigi Bosca, ¿qué lugar ocupa el Cabernet Sauvignon en su portfolio?

-En Luigi Bosca el Cabernet Sauvignon ocupa un lugar de privilegio y en su elaboración buscamos obtener exponentes con gran personalidad y sumamente representativos de la variedad, como el Luigi Bosca Cabernet Sauvignon, varietal de la línea insignia y representante de la personalidad y experiencia que nos define.

-Además, contamos con el Luigi Bosca Gala 2 (Cabernet Sauvignon – Cabernet Franc – Merlot), un blend que combina tres cepajes de gran carácter en los que el factor común es la complejidad y las notas especiadas. Y el Luigi Bosca Finca Los Nobles Field Blend Cabernet Bouchet, producto de un corte de variedades natural en el viñedo de vides de Cabernet Sauvignon y Cabernet Franc.

-Hemos dedicado nuestra vocación y espíritu innovador al desarrollo del Cabernet Sauvignon para obtener su mejor expresión, cuidando siempre cada detalle de la elaboración.

Sin dudas, en Mendoza, la bodega liderada por el ingeniero Alberto Arizu fue una de las precursoras en el estudio del Cabernet Sauvignon…

-A nivel local, Luigi Bosca es precursora en la elaboración y comunicación de vinos varietales como el Cabernet Sauvignon. Desde nuestros inicios, hace casi 120 años, trabajamos en el descubrimiento de las mejores regiones de Mendoza, el entendimiento del terroir y la búsqueda de la excelencia a través de la superación continua, la perseverancia y el esfuerzo de todo un equipo de trabajo.

“El Cabernet Sauvignon es una variedad que sorprende”.

-Tal es así que en la década del ‘60 la bodega presentó por primera vez al Cabernet Sauvignon como cepa pura y exponente de los inigualables estilos que se dan en el país.

-¿Qué consejo le darías a un consumidor que todavía no descubre el Cabernet Sauvignon? ¿En qué situación de consumo lo recomendás?

-A quien aún no haya descubierto el Cabernet Sauvignon le diría que es una variedad que sorprende y que encontrará vinos con gran expresión. Por su elegancia, sobriedad, estructura y complejidad, ha logrado cautivar a los amantes del vino en Argentina y el mundo, así que, si busca un vino clásico y elegante, el Cabernet Sauvignon es una alternativa muy acertada.

“Estoy convencido de que hay un gran potencial para el Cabernet Sauvignon”.

-Variedades como Cabernet Sauvignon, Malbec y sus blends nunca fallan. Es difícil indicar qué variedad consumir porque considero que el gusto de un consumidor evoluciona como también evolucionan los vinos. Por ende, aconsejaría probar no sólo estas dos mencionadas, sino también animarse a descubrir y probar lo que más pueda en situaciones únicas de disfrute que pueda atesorar en su memoria.

-Es una variedad que se adapta muy bien con la comida…

-El Cabernet Sauvignon es una variedad sumamente gastronómica, así que sin dudas la aconsejaría para acompañar platos contundentes. Por ejemplo, siempre sugiero disfrutar el Luigi Bosca Cabernet Sauvignon con carnes rojas en general o de caza, de sabores intensos, marinadas con hierbas y acompañados de vegetales asados.

-Es un vino elegante, suave al paladar y muy gastronómico que destaca por su dulzura y madurez al tiempo que evidencia el gran potencial de los terruños de Maipú y Luján de Cuyo. Esto se ve expresado en las notas de frutos negros, especias dulces y taninos suaves, y en frescura que presenta este vino.